A través de una carta pública dirigida a distintos estamentos de la Universidad de Chile, el ex Productor Periodístico de la radio de esa casa de estudios, Nelson Navarro, denunció malas prácticas laborales al interior de esta, tales como trabajo a honorarios por varios años, incumplimientos a las licencias médicas y despidos arbitrarios. “Son muchas las personas que durante estos más de 10 años he visto pasar por la radio, incluyendo importantes periodistas que se han visto afectados por decisiones basadas únicamente en el temperamento del director Juan Pablo Cárdenas, quien por motivos que muchas veces no son comprensibles para todos, despide o al menos reasigna de funciones sin explicación alguna, provocando desconcierto y temor en el equipo”, acusó en su carta.

Navarro, quien trabaja hace más de diez años como productor periodístico general de la radio, sufrió el 28 de enero pasado un infarto agudo al miocardio. Es por esto que fue internado de urgencia y operado con una angioplastia coronaria en la Clínica Tabancura. Según explica, dos días después conversó telefónicamente con Juan Pablo Cárdenas: “me deseó una pronta recuperación y me dijo que descansara tranquilo ya que comenzaban las vacaciones el día miércoles 1 de febrero”, cuenta.

Sin embargo, el miércoles 22 de febrero -y pese a haberse comunicado tres días antes con la directora administrativa de la radio, Danae Cortés- Navarro recibió por correo la notificación de su despido mientras estaba en control con su cardiólogo, quien le otorgó licencia y un certificado hasta el viernes 3 de marzo.

“El director de la radio ponía fin a mi convenio de honorarios y me despedía por no haberme presentado. Además, se negaba a pagarme el mes de febrero. Todo esto estando con licencia médica, convaleciente del infarto y pasando el momento más complicado de mi vida. No tenía el ánimo y las condiciones físicas para defenderme”, señala Nelson Navarro.

“A pesar de esto, fui a la radio a retirar mis cosas y el director no fue capaz de informarme personalmente de su, para mí, injusta decisión”, señala. Según explica Nelson Navarro, hace pública la denuncia  “para que nadie más pase por esta injusticia cometida por una persona que diariamente en  sus comentarios al aire defiende los derechos dumanos,  los derechos de los trabajadores, siendo que la realidad interna de la emisora es totalmente opuesta. Las injusticias con el personal vienen pasando hace muchos años, pero el temor a perder el trabajo impide hacer las denuncias”, finaliza.