Durante este lunes se llevó a cabo una asamblea clave del Sindicato de Futbolistas Profesionales (Sifup), donde se dio a conocer el resultado de la auditoría externa a la que se sometió la anterior directiva, encabezada por Carlos Soto.

La jornada se desarrolló en el Estadio Nacional, donde revelaron el informe de la empresa Ecovis sobre los dineros correspondientes a los años 2015 y 2016, donde se detectaron 30 y 25 por ciento del presupuesto respectivo sin respaldo adecuado, los que habrían gastado en ropa, muebles y viajes.

Según las cifras, durante 2015 ingresó a la organización $384.529.051, quedando $134.729.048 sin justificar. Además, en 2016, el monto recibido fue de $531.346.619$116.647.573 los gastos que no tienen respaldo, sumando un total de $251.376.621.

Tal como consignó BioBioChile, Andrés García, representante de la empresa que auditó al Sifup, aclaró que esto “no significa que la plata se haya ido o malversado, sino que no está respaldada. Como auditor tengo que guiarme por la documentación que tengo al frente”.

Sin embargo, Carlos Soto presentó su renuncia a su actual puesto en la directiva del Sindicato, que es liderado por Gamadiel García. Su decisión fue replicada por el futbolista Luis Pedro Figueroa, otro integrante que participó del directorio anterior.

Se espera que Soto presente en el corto plazo los documentos con los que podrá respaldar los egresos que no fueron justificados en la auditoría.