El Consejo Nacional Electoral (CNE) de Ecuador dio como ganador de la segunda vuelta presidencial del pasado domingo al candidato Lenín Moreno, la carta de la continuidad del mandato realizado por Rafael Correa.

Según los análisis, con el 94,18% de los votos escrutados, Moreno obtuvo el 51,07% de las preferencias, mientras que Lasso recibió un 48,95% de respaldo, según reportó el presidente del organismo, Juan Pablo Pozo.

Tal como informó Cooperativa, según los datos  proporcionados por Correa en redes sociales, la tendencia es irreversible, pues se trata de más de 200 mil votos de diferencia. Así, celebró en Twitter la victoria de su sucesor.

Por su parte, el mandatario electo manifestó que “nunca los vamos a traicionar. Esta revolución continúa, claro que continúa y agregó que “cambiamos el estilo, entramos en una época en que se disminuye la confrontación, se aumenta la tolerancia y el respeto. El acercamiento debe ser la norma del comportamiento de aquí en delante de todos y cada uno de los ecuatorianos”.

Sin embargo, el candidato de oposición aseguró que no asumirán los resultados.

“Vamos a defender la voluntad del pueblo ecuatoriano frente a la pretensiones de un fraude que tiene por objetivo instalar un Gobierno que desde ya sería un Gobierno ilegítimo en el Ecuador”, sentenció.

Guillermo Lasso aseguró que un equipo jurídico presentará las impugnaciones necesarias frente a los organismos competentes y recalcó que se contactó con el secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro.