“Los grandes empresarios una vez me invitaron a comer (…) Había gente de la Sofofa y CPC. Me permití hablarles con franqueza: que si siguen abusando no van a llegar muy lejos” , dijo ayer el senador y precandidato presidencial, Alejandro Guillier, durante el lanzamiento de su equipo de trabajo.

Ante esto, no tardó en llegar la respuesta de la UDI. El diputado de la colectividad, Juan Antonio Coloma hijo, señaló: “El problema de Guillier es de carácter ideológico, al punto que le molesta de sobremanera que los chilenos realicen emprendimientos, que generen puestos de trabajo, que mejoren sus vidas y las de sus familias por esfuerzo propio y no a costa del Estado”.

Luego el parlamentario profundizó en ese punto. “Al parecer, para Guillier la única empresa éticamente viable en Chile, es el Estado. Mientras más funcionarios públicos pueda contratar el gobierno, mejor para él. Su propósito es asfixiar al emprendedor y alejar la inversión extranjera”, dijo, y luego agregó: “se está pareciendo cada vez más a Nicolás Maduro”.

Finalmente, Coloma añadió: “Evidentemente, esta postura del precandidato presidencial es nueva, pues cuando fue rostro de las isapres al parecer no le molestaban estas situaciones que hoy tanto critica”.