Ante la “sobrepoblación” del penal de Punta Peuco, donde están reclusos los condenados por crímenes de derechos humanos, ya no da abasto. Es por eso que, ante la condena efectiva de cárcel a 32 ex agentes de la dictadura dictado a fines de marzo, 20 de esos condenados deberán partir a Colina I.

Esta situación será informada a Gendarmería en los próximos días, según publica La Tercera. “Efectivamente, comprobamos que Punta Peuco ya tenía su capacidad copada, por lo tanto los cupos que quedaban eran mínimos. Por lo mismo, nos preocupamos de saber dónde se les iba a enviar, concurrimos ayer (lunes) y verificamos lo que decía relación con las instalaciones con todas las dependencias donde iban a quedar, y eso era en Colina 1”, señaló el juez Mario Carroza.

Los 20 internos tendrán piezas individuales de tres por dos metros, con camas de una plaza y un velador con locker donde guardar sus pertenencias.

“Esperamos que la Presidenta tome una decisión y reubique a todos los violadores de derechos humanos en Colina”, señaló la presidenta de la Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos Alicia Lira.