Mientras el país trasandino es anfitrión del World Economic Forum, trabajadores convocados principalmente por la Confederación General del Trabajo (CGT) y la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) han paralizado los medio de transporte público e incluso vuelos comerciales.

Según medios argentinos y residentes del país vecino, no hay autobuses, taxis ni metro. Los médicos de la ciudad de Buenos Aires también adhirieron, por lo que los hospitales solo se encuentran realizando guardia. Tampoco están circulando los camiones de recolección de basura, los bancos no abrieron al público, como tampoco lo han hecho algunas escuelas y universidades- porque, además, hay paro docente. Incluso vuelos programados desde y hacia Santiago de Chile para hoy, se han visto obligados a ser reprogramados- Latam Airlines canceló todos los vuelos hacia y desde Buenos Aires, mientras que Sky anunció “la posibilidad de modificar de fecha los vuelos, cambiar de destino o ruta o solicitar la devolución del dinero”.

“La movilización del sábado pasado (en apoyo a Macri) hizo que el gobierno crea que está fuerte y puede contrarrestar nuestro paro, pero se van a llevar una sorpresa”, comentó un secretario de la CGT a Página 12.

Según recopila el diario El País, el mandato de Cristina Fernández de Kirchner tuvo a los sindicatos obreros en huelga en su quinto año de mandato, mientras que el de Néstor Kirchner fue el único gobierno post dictadura que no enfrentó huelga general en su contra.

La paralización también ha sido respaldada por amplios sectores peronistas que apoyaron el gobierno de “los K” y agrupaciones cercanas al trotskismo argentino.