Como se esperaba, la bajada de Ricardo Lagos como candidato presidencial está repercutiendo en el futuro de la Nueva Mayoría. Especialmente en la Democracia Cristiana, partido que desde hace tiempo coquetea con la idea de ir directo a primera vuelta y romper de una vez con la coalición oficialista.

La candidata presidencial y presidenta de la falange, Carolina Goic, respaldó inmediatamente al ex mandatario. “Quiero reconocer la figura y estatura política de Ricardo Lagos”, afirmó, para luego disparar: “Se hace muy difícil una primaria entre dos candidatos“.

Si el PPD -partido que había proclamado a Lagos- decide respaldar a Guillier, se provocaría el escenario propicio para que la DC abandone las primarias, ya que argumentan que no participarían si son “todos” contra ellos.

El 29 de abril la Democracia Cristiana tomará la determinación si ir a primarias o directo a los comicios de noviembre. La salida de Lagos obliga a “rebarajar el naipe”, según reconoció la propia Goic en Radio Bío Bío.

La senadora, sin embargo, ya instaló el discurso en los medios, criticando la supuesta “izquierdización” de la Nueva Mayoría. “En la DC no vamos a renunciar a representar a la gente que quiere cambios moderados (…), la enorme cantidad de chilenos que se identifican con el centro, que quieren enfrentar la desigualdad, que son un mundo progresista, que no se ve representado en un proyecto que se izquierdiza”.