Una investigación publicada hoy por Radio Bío Bío revela cómo todos los implicados en la baja de la Central Termoeléctrica de Barrancones en 2010 tenían negocios en el sector, donde hoy se dispone el proyecto minero Dominga.

Según el medio, el primer interventor en que se se baje la termoeléctrica no fue ningún funcionario de gobierno, sino el empresario Juan Claro, amigo íntimo del ex presidente y comandado en esa misión por el propio Piñera.

El propio Claro, además de tener una casa en Punta de Choros, desde hace 40 años que forma parte de la Comunidad Agrícola Los Choros (Calch), dueña de 68 mil hectáreas en la zona. Junto a su familia son de los mayores terratenientes en la zona.

La Calch fue un activo opositor a la instalación de la termoeléctrica de Barrancones, al mismo tiempo en que tenía contratos firmados con la minera Dominga de Andes Iron, la misma donde la propia familia Piñera Morel invertía desde 2009.

En la lista de integrantes de la Calch está lleno de cercanos al ex presidente, como su hermano Juan Pablo Piñera Echeñique, gerente general del Banco Central durante su gobierno. También está Ignacio Guerrero, amigo del colegio del ex mandatario; Jorge Errázuriz, actual miembro de Ciudadanos -y candidato a senador-, quien por ese entonces era controlador de Celfín, una de las empresas que administraba su fideicomiso ciego; y Juan Andrés Camus, otro ex dueño de la misma firma.

Mira acá el reportaje completo de Bío Bío