Cerrar publicidad
Sin Fronteras 12.04.2017

Chileno que no pudo entrar a Israel por ley anti boicot: “Chile le compra armas a Israel que son testeadas con palestinos”

El pasado lunes Anuar Majluf fue expulsado de Israel por ser considerado opositor al Estado que, a lo largo de cinco décadas, ha reducido a Palestina al 10% de su original territorio. El director de la Federación Palestina de Chile, comenta con El Desconcierto el veto que sufrió y la polémica nueva ley migratoria israelí, que prohíbe el ingreso a todos quienes apoyen la campaña mundial del BDS.

Por @frparrag
Fotografía: Angeles Rodenas

*Foto de Ángeles Rodenas / Twitter: @angierodenas

En febrero pasado, a la ex ministra Mariana Aylwin -hija del fallecido ex presidente Patricio Aylwin- se le negó la entrada a Cuba, situación que generó todo un revuelo político en el país. Apoyos transversales y reclamos formales del gobierno no se hicieron esperar.

El pasado lunes 10 de abril pasó algo similar con otro ciudadano chileno, pero que, hasta ahora, no ha generado mayor repercusión. Anuar Majluf, director ejecutivo de la Federación Palestina de Chile, se convirtió en la segunda persona deportada de Israel tras la polémica nueva ley migratoria de dicho país, que niega visas de ingreso a quienes apoyen la campaña BDS.

“Yo no soy un caso aislado, no soy el primer chileno al que se le prohíbe el ingreso por pensar diferente”, afirma Anuar, en conversación con El Desconcierto.

En 2012, Mauricio Abu-Gosh, entonces presidente de la Federación Palestina de Chile, también se le denegó el ingreso, al igual que a la abogada Nadia Silhi en 2009, quien fue retenida por más de 10 horas en la frontera para luego ser deportada a Jordania, y la periodista Yasna Mussa, que en 2014 pasó 15 horas retenidas antes de que se le negara la entrada.

Lo diferente ahora es que el Congreso de Israel (Knesset) acaba de aprobar una nueva ley migratoria, conocida popularmente como la ley “anti BDS”. Con esta legislación, “Israel logró materializar de manera legal un comportamiento habitual en la política de prohibir el ingreso a quienes piensan distinto o apoyan a Palestina. Esta ley da apariencia de legalidad a algo que a todas luces, desde el derecho internacional, resulta ilegal”, explica Anuar Majluf.

Boicot a Israel

El BDS –Boicot, Desinversiones y Sanciones– es una campaña no violenta que nace en el año 2005 dentro de la sociedad civil palestina, como una respuesta a la ocupación que mantiene el Estado de Israel.

Consiste directamente en tratar de boicotear a Israel en ámbitos comerciales, académicos, culturales, deportivos, además de que acaben los negocios de empresas israelíes que se benefician del apartheid. Aparte, busca que se apliquen sanciones de la comunidad internacional a Estados que amenazan la paz en el mundo.

En una columna en Noesnalaferia, la periodista Yasna Mussa detalla en qué se traduciría la campaña: Desde dejar de consumir una marca, cortar el intercambio estudiantil con la universidad de Tel Aviv hasta aparecer con banderas palestinas en eventos deportivos.

Se trata de una campaña a nivel mundial que ha tenido notorias muestras de apoyo. Por ejemplo, los hinchas del Celtic de Escociaque enarbolaron banderas palestinas en un duelo por la Champions League contra el Hapoel Be’er Sheva; un piloto de una aerolínea española quien dijo “Bienvenidos a Palestina” al aterrizar en el aeropuerto de Tel Aviv o la camiseta del club chileno Palestino, que incorporó el mapa original del país en su espalda.

Pero todas estas acciones generaron reacción inmediata del régimen israelí, autodeminado “la única democracia de Medio Oriente”. Israel logró que la UEFA castigara al Celtic, el Ministro de Relaciones Exteriores de dicho paíspidió sanciones para el piloto y la comunidad judía de Chile logró que Palestino fuera multado por la ANFP con 30 UF.

Aún así, el BDS continúa como campaña activa en contra de la ocupación y el apartheid. “La campaña tiene tres objetivos: fin de los territorios ocupados, que lo son según la definición de la legalidad internacional después de 1967; el fin al régimen discriminatorio al más de millón y medio de árabes palestinos que viven en Israel; y exigir el derecho a retorno a miles de refugiados palestinos expulsados por Israel. Es una campaña que busca una movilización pacífica para exigir a Israel que respete los derechos internacionales”, explica Anuar Majluf.

En Chile, el movimiento BDS ha tenido repercusión en la comunidad universitaria, después de que estudiantes de la Universidad Católica y Universidad de Chile pidieran a sus casas de estudio romper relaciones académicas con universidades de Israel, debido a su apoyo a la ocupación y consecuente violación de los derechos básicos de los palestinos.

Uno de los mayores éxitos de la campaña a nivel mundial ha sido el retiro de Israel de parte de la multinacional de transportes Veolia Transdev, que prestaba los servicios de tren que une Jerusalén con los asentamientos israelíes en Cisjordania, territorio palestino ocupado. A través del Plan de Transporte de Israel, la compañía se beneficiaba económicamente normalizado, de paso, la ocupación ilegal de los asentamientos judíos. Parte de la política israelí era que, por ejemplo, los palestinos no podían utilizar estos trenes.

Esta empresa no es ajena a Chile, ya que es una de sus filiales, Redbus, es operaria del Transantiago.

Anuar Majluf: “Palestina vive bajo la ocupación militar israelí, no controla sus fronteras”

El director ejecutivo de la Federación Palestina de Chile llegó el lunes hasta la “Jordan River Border Crossing”, la frontera norte entre Jordania e Israel junto a grupo de chilenos que buscaba llegar a Palestina a pasar semana santa. “Como Palestina vive bajo ocupación militar israelí, no controla las fronteras, entonces cualquier persona que quiera visitar el territorio ocupado, necesita obligatoriamiente pasar por controles fronterizos israelíes y someterse a sus largos interrogatorios y torturas sicológicas que suelen realizar. En mi caso, quedé sorprendido de cómo fue porque  me hicieron un interrogatorio muy corto y luego de una hora deciden negarme el ingreso. Según ellos, por ser una persona contraria a Israel”, comenta Anuar Majluf al teléfono desde Jordania.

¿Quién te dijo eso?
La encargada de seguridad del paso fronterizo. Estuve acompañado de la cónsul de Chile en Israel, a quien tampoco se le facilitó nada para poder hablar con algún superior. Nadie dio explicaciones, ni a ella ni a mi. Estoy sorprendido de que de la frontera, que son dos horas, cuando venía de vuelta, a los 30 minutos el Jerusalen Post publica una noticia con una cuña del ministro de seguridad de Israel argumentando por qué me habían deportado. Es decir, tenían el comunicado de prensa listo y sabían que iba a intentar ingresar y me iban a prohibir el ingreso. Por eso fue tan corto todo, tenían todo listo y cocinado, incluso con comunicado de prensa listo.

¿Ustedes habían notificado del viaje antes?
Sí y por eso se anticiparon, porque solicitamos a cancillería que haga buenos oficios para que ningún chileno tenga problemas al ingreso. Y lo hicieron con la embajada de Israel en Chile. Pero más que ayudar, fue una advertencia para Israel para avisarle que iba este grupo, así se adelantaron y me prohibieron el ingreso.

 ¿Cuándo enviaron esa solicitud?
Hace un mes, dijeron que iban a hacer buenas gestiones y no tengo dudas de que las hicieron. Yo sé que informaron a la embajada de Israel. Sin embargo esto quedó ahí, más allá de que Israel se comprometió a que no habrían problemas, esto no fue así. Lo que está en juego acá es que existe un tratado de libre migración entre Chile e Israel, el cual no se respeta. ¿Cuántos turistas israelíes visitan Chile anualmente? Y con ellos no hay ninguna molestia cuando intentan ingresar.

¿Pensabas antes que podía ser una posibilidad que se te negara el ingreso? Por la Ley Anti BDS.
Esa ley pasa por encima del tratado de libre migración entre Chile e Israel, es una ley que atenta contra la democracia, contra la libertad de expresión y no tiene validez desde la legalidad internacional.

¿No hubo advertencia previa de parte de Cancillería?
Hablé al director de Medio Oriente de la Cancillería chilena, Hernán Mena, que me dijo que el embajador de Israel le comentó que tenía un presentimiento que una persona del grupo podía tener problemas. Yo le pregunté: ‘embajador, ¿esto es algo oficial del embajador de Israel?’ y me dijo que era simplemente una percepción de él.

¿Qué llamado hacen al gobierno?
Queremos que el gobierno exija explicaciones a la cancillería israelí, que llame a informar a nuestro embajador de Chile en Israel y se exija reciprocidad con los miles de turistas israelíes que visitan Chile.

¿Cómo ha reaccionado el Estado de Chile a la campaña del BDS?
Cancilleria y el Estado no se han manifestado.

Hay muchas empresas israelies que inverten en Chile, por lo demás…
Te pongo un ejemplo: Chile es comprador de armas al Estado de Israel, armamento que es testeado en la gran mayoría contra población civil palestina. Para qué recordar las masacres en Gaza, más de 2 mil 500 asesinados en 2014, dentro de ellos más de 500 niños.

¿Qué acciones están realizando para obtener reacción del gobierno?
Estamos trabajando con parlamentarios amigos, esperamos que esto tenga resultado. Del gobierno palestino han habido reacciones, enviando cartas al ministro Heraldo Múñoz para que tengamos, como ciudadanos chilenos nuestra protección y podamos visitar Palestina de manera libre.

Notas Relacionadas

Comentarios