Dieciocho parcelas con amplias casas, piscinas, canchas deportivas, quinchos para asados y múltiples estacionamientos fueron denunciadas hoy por el sitio Ciper como otro hito más en la sucesión de escándalos que últimamente afecta a Carabineros de Chile. Según publicó el medio esta tarde, el grupo de propietarios del condominio “Tranque San Javier” incluye generales activos y en retiro de Carabineros, parientes de oficiales, involucrados en casos de derechos humanos, el rector de una universidad privada y un empresario condenado por tráfico de efedrina a México.

Uno de los residentes en el exclusivo loteo es el General Director de Carabineros, Bruno Villalobos Krumm que según reportó Ciper, de las 18 parcelas está en situación irregular respecto al pago de contribuciones por su terreno. Esto se repite en otras 16 residencias, mientras que sólo cuatro de éstas tramitan la regularización de sus construcciones y dos pagan los impuestos que corresponden, que no superan los 140 mil pesos mensuales.

Entre quienes están al debe con el pago de sus contribuciones, además del general Villalobos, figura un ex director general de Carabineros, Fernando Cordero Rusque; el general (r) Ricardo Solar, quien recién dejó la institución; otros ex miembros del alto mando policial; un rector de una universidad privada y un empresario condenado por tráfico de efedrina a México: Mario Vásquez.

También hay un grupo de ex residentes. Entre quienes tuvieron propiedad pero abandonaron el condominio figuran el general (r) Gerardo González Theodor, quien ya vendió su propiedad. Además, tienen o han tenido parcela en ese condominio ex oficiales de Carabineros involucrados en casos de derechos humanos, como Ángel Lorca y Pedro Bobadilla; una hermana del ex jefe operativo de la DINA, Ricardo Lawrence, quien se mantiene prófugo de la justicia; y un civil que en 1970 fue procesado como cómplice del asesinato del comandante en Jefe del Ejército René Schneider: Julio Antonio Bouchon Sepúlveda.