El ex alcalde de Providencia Cristián Labbé se encuentra detenido debido a su participación en la tortura a 4 personas en 1973. La corte estimó que su libertad era un “peligro para la seguridad de la sociedad”, razón por la que fue llevado a prisión preventiva esta mañana.

Sin embargo, el coronel en retiro del Ejército tuvo tiempo para enviar un mensaje a través de su Facebook el día de ayer, en el que acusa de “persecución política implacable de parte de la izquierda” y que todo lo que se dice en su contra “es falso”. “Enfrentaré el infortunio con la serenidad que da la inocencia y, como corresponde, me mantendré de pie, firme, animoso el pecho, la conciencia tranquila, confiado en la razón y con la fuerza de saber que la sangre que corre por las venas de este veterano soldado será siempre fiel a la de los valientes del 79”, agregó.

Hoy, además, La Segunda publica una entrevista con Labbé que fue realizada antes de que lo detuvieran. En ella, se refiere a su libro “Crónica de la ‘dictadura'”, donde relata que, en su visión, “la historia ha sido tergiversada, trastocada. Todo el mundo no tiene ningún problema en llamar dictadura a algo que -a mi juicio- está muy lejos de haberlo sido, desde el punto de vista académico, práctico y jurídico”.

Sobre las constatadas violaciones a derechos humanos, Labbé las calificó como “excesos“, las que “tienen su origen en un clima de violencia, de violencia armada (…) lo que yo pretendo es poner algo de racionalidad, en esta posverdad o posmodernidad, donde las emociones son más importantes que las razones“.

Vale recordar que Cristián Labbé, alcalde de Providencia por 16 años y ex agente de la DINA, se encuentra procesado por su participación en la “Operación Pereira”. La Corte de Apelaciones de Temuco estimó que “la libertad del procesado constituye un peligro para la seguridad de la sociedad”. El abogado de Derechos Humanos Roberto Ávila, afirmó que “las torturas por las cuales se le procesa, son las que conllevan el mayor grado de perversidad que he conocido en mis 32 años como abogado penalista”.