Sigue generando polémica la decisión del Tribunal Supremo de la Democracia Cristiana de dejar sin sanción al diputado Ricardo Rincón por el caso de violencia intrafamiliar a su pareja en el año 2002.

Gonzalo Tello Bilbao, el abogado que representó a Carolina Hidalgo, la mujer agredida por el diputado, publicó hoy en Facebook su carta de renuncia a 30 años de militancia en la falange tras el inédito fallo que se dio a conocer esta mañana. Este es su duro testimonio, reproducido por El Mostrador:

“Fui el abogado de Carolina Hidalgo en los juicios por violencia intrafamiliar. Vi sus hematomas, presencié su dolor y su pena por haber sido injustamente maltratada. Hoy, el tribunal supremo del partido ha resuelto dejar al diputado Rincón en la impunidad con el insólito argumento de que no se acreditó ‘que agrediera a su pareja’, ignorando una sentencia ejecutoriada de un tribunal de la República que así lo declaró.

Ante esto, con mucho dolor, he decidido renunciar a mi militancia en el Partido Demócrata Cristiano, al que ingresé hace 30 años, en los pasillos del Campus Oriente de la Universidad Católica.

Venía juntando rabia desde hace mucho tiempo por las boletas truchas para SQM de los hijos de Jorge Pizarro o de Roberto León, ante la defensa del modelo ultraliberal de los Walker o la defensa de las AFPs de Andrés Zaldívar, pero siempre seguí, con la ingenua esperanza de que esto se arreglaría ‘desde dentro’, incluso me había refichado. Esta es la gota que rebalsa el vaso. No solo porque cuestiona directamente mi trabajo profesional defendiendo a Carolina, sino porque deja impune a un agresor cobarde y que, por añadidura, desconoció olímpicamente el incumplimiento de la sentencia en su contra. Me cuesta entender que 13 camaradas míos, en su mayoría abogados, no ponderen el valor de una sentencia ejecutoriada y confirmada por la Corte de Apelaciones. Impresentable. Siempre voy a hacer humanista cristiano, me voy de la DC”.