El 14 de mayo de 2016, en Coyhaique, una joven de 28 años sufrió un violento ataque que casi le cuesta la vida. Además de perder sus ojos, Nabila Rifo terminó con severas lesiones que le costaron meses de tratamiento físico y psicólogico y su caso se convirtió en un emblema de la lucha contra la violencia hacia las mujeres.

Durante este martes, luego de semanas de juicio, se conocerá el fallo del Tribunal Oral en lo Penal de Coyhaique contra Mauricio Ortega, ex pareja de Rifo y único imputado por el intento de femicidio.

Por su parte, la Fiscalía presentó 24 pruebas documentales, 22 informes periciales, 63 testigos, 27 peritos y una decena de pruebas materiales, exigiendo 29 años de cárcel contra Ortega por una serie de delitos cometidos: 12 años y 183 días por femicidio frustrado, 15 años por mutilación reiterada, 300 días por amenazas y 540 días por violación de morada violenta, según consigna T13.

Si es culpable voy a estar tranquila porque voy a saber que él no me hará daño, porque me da miedo que salga y me vuelva a hacer daño“, declaró Nabila en las horas previas a la presentación del dictamen de la justicia y aseguró que esperará el fallo en su hogar.

Del mismo modo, la mujer sentenció respecto a Ortega que “lo odio, hay sentimientos encontrados, porque lo odio. Me sacó todo de raíz, por último me hubiera dejado algo para que me hubieran salvado algo de mis ojos, pero nada” y agregó que “siempre he querido decirle por qué me hizo esto, por qué me sacó mis ojos. Me dejó ciega y no puedo ver a mis hijos, es el mayor dolor, porque yo nunca más voy a volver a ver y el quizás en unos años salga libre”.