La lluvia que comenzó a caer en horas de la noche del pasado miércoles en la Región Metropolitana tardó poco tiempo en encender las alarmas. Por ahora, se mantienen cerca de 2 mil clientes sin energía eléctrica y el suministro de agua potable también se vio interrumpido en diversas comunas, como Las Condes, Maipú, San Joaquín y La Florida. 

Además, Aguas Andinas anunció que se encuentra en estado de alerta, debido a los pronósticos meteorológicos que han advertido de fuertes lluvias en la alta cordillera, lo que podría provocar aluviones y mayores complicaciones.

La empresa enfatizó que anunciarán cualquier cambio en las condiciones actuales que pudieran afectar la continuidad del servicio, a través de su web y redes sociales. En tanto, Metro de Santiago llamó a sus usuarios a considerar mayor tiempo de viaje en los tramos, ya que los trenes funcionan a menor velocidad por las lluvias.

Por ahora, el suministro de agua potable funciona con normalidad, aunque la Dirección Metereológica advirtió que las lluvias se extenderán durante toda la jornada en la Región Metropolitana.