La decisión del Servicio de Impuestos Internos de no presentar más querellas en casos de financiamiento irregular de la política ha sido justificada bajo argumentos “técnicos” de recuperar el dinero defraudado. Sin embargo, cada vez más quedan en evidencia los profundos efectos políticos de la determinación.

Ahora, los equipos de defensas de Marco Enríquez-Ominami y Pablo Longueira están evaluando distintas estrategias judiciales para pedir el sobreseimiento, ya que ambos se encuentran formalizados por el caso SQM sin que el SII haya presentado querella.

Los abogados Juan Carlos Manríquez (ME-O) y Alejandro Espinoza (Longueira) anunciaron a Bío Bío que pedirán a la Fiscalía desistir de las indagatorias.

El líder y candidato presidencial del PRO se encuentro formalizado desde octubre pasado como presunto facilitador de boletas falsas a SQM, emitidas por su ex asesor Cristián Warner. El ex ministro UDI, por su parte, se encuentra imputado por presunto cohecho por pagos de SQM a sus cercanos mientras se tramitaba la Ley del Royalty donde recibió instrucciones del ex gerente Patricio Contesse.