El presidente Donald Trump recibió 107 millones de dólares para su ceremonia de investidura el 20 de enero de 2017. Según un informe dado a conocer por la Comisión Federal Electoral de EE.UU, las donaciones provienen de personas millonarias, empresas y equipos deportivos, pero ha llamado la atención la empresa Citgo: petrolera estadounidense y una de las principales filiales de la empresa estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA).

Según informa la cadena británica BBC Mundo, el 49,9% de Citgo está dentro de la PDVSA en calidad de garantía por un préstamo al que accedió la estatal venezolana recientemente. PDVSA informó en diciembre de 2016 que utilizó el otro 50,1% como garantía en una operación de canje de bonos, pero mantienen el control total de Citgo.

La petrolera, con ductos a lo largo de todo Estados Unidos, donó mucho más que Google y Pepsi, y casi lo mismo que la petrolera Exxon. El detalle de las donaciones se puede observar aquí.

Esta ceremonia en que se invistió a Trump como presidente gastó el doble de lo que usaron para el mismo evento con Barack Obama en 2009.