La Corte Suprema confirmó la sentencia dictada por la Corte de Apelaciones de Temuco, que acogió el recurso de protección presentado por el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) por torturas de Carabineros en el allanamiento a la familia de Sergio Catrilaf, prófugo en el caso Luchsinger Mackay, en la comuna de Padre Las Casas.

Según Radio del Mar, la Corte critica el actuar de la policía militarizada que afectó a los derechos de varias personas –incluido niños–, que el uso de la fuerza fue desmedido y que una unidad de inteligencia no debe comportarse de esa manera, más aún cuando su acción no entregó ningún detenido.

En fallo unánime, la Segunda Sala del máximo tribunal –integrada por los ministros Milton Juica, Carlos Künsemüller, Haroldo Brito, Jorge Dahm y el abogado (i) Jorge Lagos– confirmó la sentencia que acogió la acción cautelar presentada en favor de Erika Catrilaf y Robinson Triviño y su grupo familiar, cuya vivienda fue allanada el 25 de marzo.

“Según aquí se aprecia, el procedimiento de los funcionarios policiales se vislumbra como una actuación desprovista de la adecuada razonabilidad e inteligencia que sería esperable de esta policía, por cuanto el hecho de que se trate de un cuerpo armado no deliberante, no implica que puedan actuar voluntariosamente y sin medir las consecuencias de lo que hacen, ni con indiferencia de la dignidad de las personas, en especial cuando puede preverse que en su trámite se puede afectar a algunas que, por sus edades, merecen especial consideración y más prudencia en el cumplimiento de las órdenes que se les imparten, por cuanto, además de obedientes y no deliberantes, se trata de cuerpos armados profesionales”, establece el fallo del tribunal.

La resolución agrega que: “la actuación de los recurridos, según los antecedentes existentes, se observa desproporcionada en atención a la finalidad que perseguía el procedimiento policial en este caso, que, por lo demás, en definitiva no tuvo resultado en términos de lograr la detención de la única persona que era allí buscada, de lo que se desprende que sin fundamento se afectaron derechos de diferentes personas, entre ellos varios niños, que no son parte de la respectiva investigación penal (…) la desmedida actuación policial, que de acuerdo a los antecedentes se constata, resulta más grave si se considera la gran cantidad de funcionarios que participan en el procedimiento cuestionado, y el hecho de que éste se encontraba a cargo de la denominada Unidad de Inteligencia Operativa de Carabineros, la que, como se ha visto, no se ha comportado en la forma en que, como su propia denominación sugiere, debía haber actuado”.

“Se acoge sin costas el recurso de amparo deducido a favor de la familia Triviño Catrilaf compuesta (…) todos domiciliados en el Lof Muküpulli, actualmente comunidad Juan Catrilaf II, Sector Niagara, comuna de Padre Las Casas, y en contra de la zona Araucanía control de orden público de Carabineros de Chile , representada por el General de Carabineros don Eric Gajardo Vistoso y la Unidad de Inteligencia Operativa Especializada Araucanía de esa misma policía, disponiendo que, en lo sucesivo, la fuerza policial recurrida deberá actuar con estricta sujeción a las prescripciones especiales del Código Procesal Penal, respetando la dignidad y derechos de las personas, en especial de aquellas que no son parte de la respectiva investigación penal, recomendando que procedimientos como el de la especie, desde que se inicien y hasta que finalicen, se registren y conserven de manera continua y completa, en algún medio y soporte apto para ello, que deje testimonio en audio y video, con indicación de fecha y hora, de todo lo realizado”, concluye.