La hoja de ruta del Brexit parece avanzar con paso firme y va superando todos los escollos que se le presentan en el camino. El último obstáculo vencido tuvo lugar el pasado 8 de febrero, cuando el Parlamento británico aprobó por 494 votos a favor y 122 en contra la activación de las negociaciones de salida de la UE en una votación impuesta por el Tribunal Supremo. Sin embargo, ahora la gran incógnita política de Reino Unido afecta a la primera ministra Theresa May y la posibilidad de que convoque elecciones anticipadas.

A primera vista, no tendría mucho sentido celebrar nuevos comicios en un momento en el que país se encuentra inmerso en su desconexión de Bruselas, pero quizás para May supondría una forma de legitimar democráticamente su puesto al frente del gobierno británico. Y es que, la líder conservadora no ostenta el poder gracias al resultado de las urnas, sino que fue designada de forma directa por el anterior primer ministro, David Cameron, quien dimitió tras la victoria del Brexit en el referéndum por un 52% de los votos.

http://www.elasertivo.com/wp-content/uploads/2016/07/Theresa-May-Getty.jpg

 Elecciones anticipadas, ¿para qué?

Según muchos sondeos, unas nuevas elecciones generales arrojarían resultados positivos tanto para la actual habitante de Downing Street como para los partidarios de abandonar la Unión Europea. Así, esta maniobra serviría a May no solamente para consolidar su propio papel al frente del Ejecutivo sino también para multiplicar sus apoyos en la Cámara de los Comunes. Al mismo tiempo, una campaña electoral podría desviar a la conservadora de su promesa: activar las negociaciones de salida a finales de marzo, fecha en la que pretende invocar el artículo 50 del Tratado de Lisboa. Un retraso en los plazos que quizás decepcionase a los partidarios más fervientes del Brexit.

De igual modo, de celebrarse una nueva cita electoral, May debería enfrentarse en las urnas al líder laborista Jeremy Corbyn, quien, a pesar de no contar con el apoyo mayoritario de su partido, sí despierta el entusiasmo de los votantes, sobre todo de los más jóvenes.

En cualquier caso, es innegable que el rumbo que pueda tomar Reino Unido de celebrarse unas elecciones anticipadas es uno de los asuntos de política internacional que más expectación despiertan. Tanto es así que los resultados de esos hipotéticos comicios han encontrado su hueco incluso en las casas de apuestas online, espacios a los que acuden los internautas más curiosos para saber las probabilidades que tiene cada uno de ganar.

Independientemente de la celebración o no de estos comicios, el debate fundamental que está teniendo lugar en estos momentos entre la población británica alude a si May optará por un Brexit ‘duro’ o ‘blando’. Así, el ‘hard brexit’ supondría un control mucho más férreo de las fronteras, traducido en duras restricciones a la inmigración, y acabaría con las facilidades de Reino Unido para acceder al mercado único europeo. Además, supondría la desconexión con los tribunales europeos y las leyes comunitarias.

https://www.mumsnet.com/uploads/talk/201507/162771-jeremy-corbyn.jpg

 

Algunos expertos han señalado que esta opción tendría graves consecuencias para la economía de Reino Unido y, de hecho, la libra se ha depreciado 10% respecto al euro desde junio de 2016. Además, abandonar las directrices de Bruselas afectaría también a cuestiones como la edad de jubilación de los británicos. En este sentido, John Cridland, asesor del Gobierno británico en materia de pensiones asegura que el Brexit “hace incierto el futuro de las pensiones” pues limitar la entrada de inmigrantes europeos podría obligar a los británicos a trabajar hasta cumplir más de 70 años para recibir su pensión.

Por el contrario, si finalmente el Gobierno optase por el brexit ‘blando’ se produciría una desconexión parcial con la UE, manteniendo ciertos lazos con el mercado comunitario e incluso estableciendo nuevas relaciones con los socios europeos. Esta opción cada vez parece menos factible, y, de hecho, May ya ha señalado que para los intereses de Reino Unido “que no haya acuerdo es preferible a que haya uno malo”.

http://www.hablamosdeeuropa.es/PublishingImages/Agenda/Parlamento-Europeo1.jpg

 

Desde su elección como primera ministra, May se ha manifestado a favor de la versión más radical del Brexit. Así, desde el número 10 de Downing Street se apuesta por establecer nuevos tratados de comercio entre Reino Unido y países como Nueva Zelanda sin tener que depender de normativas comunitarias. Además, la conservadora ya anunciado su interés en dejar de participar en los asuntos financieros de la UE, al asegurar que “los días de contribuir anualmente al presupuesto europeo van a terminar”.

Además, la dirigente cuenta con el apoyo del presidente de Estados Unidos, Donald Trump. En el lado opuesto se encuentra Escocia, cuyo parlamento ha aprobado por 90 votos a favor y 34 en contra una moción que se opone a la activación del artículo 50 del Tratado de Lisboa. Sin embargo, May y su equipo hacen oídos sordos a los detractores y mantienen su deseo de abandonar la UE cuanto antes y a cualquier precio.

https://d3uir0eo9qeeuq.cloudfront.net/blog/wp-content/uploads/2016/05/06122116/brexit-shutterstock2.jpg