Fundación Paz Ciudadana fue creada en 1992 por Agustín Edwards Eastman, quien fuera dueño de El Mercurio S.A.P -franquicia de diarios como El Mercurio, El Mercurio de Valparaíso, Las Últimas Noticias, La Segunda, los Austral y las Estrella de regiones-. El hito que marcó la creación de la fundación fue el secuestro de uno de sus hijos en 1991, Cristian Edwards, en manos de miembros del Frente Patriótico Manuel Rodríguez.

Según su propia reseña institucional, Paz Ciudadana busca apoyar políticas públicas que van en pos de la seguridad, como la disminución de la delincuencia, mejoras al sistema judicial y penitenciario, políticas de reinserción, y más. Publican encuestas y estudios sobre victimización, realizan asesorías, etc.

Desde este espacio, Edwards buscó influir activamente en el devenir del país durante los años ’90 y ’00, específicamente en lo que respecta a la agenda antidelincuencia y la Reforma Procesal Penal, dando pie a una especie de guerra social contra la delincuencia.

Lo preciso es su amplia transversalidad política. La fundación de Edwards Eastman, hombre históricamente ligado a la derecha, la dictadura e incluso la CIA, tuvo, por ejemplo, a Javiera Blanco como Directora Ejecutiva antes de sumarse de lleno al comando de Michelle Bachelet.

Su actual director es Agustín Edwards del Río, y sus vicepresidentes son Sergio Bitar (PPD, ex ministro de Allende, Lagos y Bachelet, fue preso en Isla Dawson durante la dictadura- y Alfredo Moreno (actual presidente de la CPC, ex canciller de Piñera y chicago boy).

Luego, como tesorera hay una mujer representante del empresariado por excelencia chileno: Paola Luksic Fontbona, parte del Grupo Luksic -controladores de Quiñenco (Banco de Chile, CCU, Madeco y Shell Chile) y las compañías mineras en Antofagasta PLC (Antofagasta Minerals: Minera Michilla, Minera Esperanza y Minera Los Pelambres).

En la lista del directorio vuelven a aparecer viejas figuras de la transición chilena:

Soledad Alvear: DC, senadora entre 2006 y 2014. Fue jefa del Sernam con Patricio Aylwin, ministra de Justicia de Frei Ruiz-Tagle y canciller de Ricardo Lagos. Férrea opositora de su partido al aborto y al proyecto de ley de las tres causales.

Edmundo Pérez Yoma: también democratacristiano. Fue ministro de defensa de Frei Ruiz-Tagle dos veces y ministro del Interior con el primer gobierno de Michelle Bachelet. Fue una de las figuras DC detractoras del gobierno de Salvador Allende. Era una de las personas con derechos privados de aprovechamientos de aguas en Petorca, localidad de la V Región bajo una crítica situación de escasez de agua (más sobre Pérez Yoma y sus derechos de agua, en esta nota).

Alberto Espina: senador RN desde 2002. Es uno de los fundadores de la Juventud del Movimiento Unión Nacional, que suscribió el Acuerdo Nacional para la Transición a la Plena Democracia. También en director en Ficed (Oficina de Fiscalización Contra el Delito).

Eugenio Tironi: dirigió la franja televisiva de la campaña del “No”, luego fue director de comunicaciones del gobierno de Aylwin. Dirigió la empresa Enersis desde 2002 a 2013, y fundó su consultora Tironi Asociados. Asesoró las estrategias comunicacionales de Lagos y Frei Ruiz Tagle.

Richard von Appen: magnate de la empresa portuaria, con participación en Grupo Ultramar. La portuaria controla,  entre otros, el puerto de Valparaíso y también opera en Argentina, Paraguay, Uruguay, Brasil, Panamá, Colombia, Ecuador y Perú.

En su Consejo Consultivo, según el sitio Poderopedia, figuran Carlos Cáceres (ex ministro del Interior, de Hacienda y “chicago boy” de la dictadura, miembro de Libertad y Desarrollo); José Joaquín Brunner, Pilar Armanet, Sergio Bitar, Enrique Correa, Horst Paulmann, Wolf Von Appen, Máximo Pacheco, Julio Ponce, entre otros.