17 mujeres ex militantes de Juventud Rebelde (JR) y Ofensiva Secundaria- ambas organizaciones estudiantiles de izquierda-, dieron a conocer vía redes sociales relatos de casos de relaciones repletas de machismo -censura, acoso, abuso, y más- entre parejas y compañeros de militancia.

Desde la JR, organización acusada, aseguraron mediante un comunicado que no cuestionarán los relatos y llamaron “a toda persona que quiera hacer una denuncia de este tipo, contra algún militante de nuestra organización, a que se acerque”, indicando también que garantizarán el resguardo de su identidad. “No permitiremos que se avale ningún tipo de práctica patriarcal, porque no somos una organización encubridora”, agregan.

Una de las firmantes, ex militante de JR y quien difundió los relatos de forma masiva en su cuenta de Facebook, Sofía Brito (ver acá), asegura que algunos de los casos publicados sí están dentro de sumarios internos en sus respectivas universidades-  son de la Universidad de Chile, Valparaíso, Diego Portales, Universidad Central, liceos, entre otros establecimientos. Sin embargo, prefirieron no explicitar detalles más específicos por proteger la decisión de quienes entregaron su relato: “Queremos ir más allá de las particularidades de cada caso. Lo que nos interesa es vislumbrar una práctica de izquierda -que se denomina revolucionaria- pero que no se cuestiona sus privilegios patriarcales”.

Brito agregó en conversación con El Desconcierto, que, si es que existen acciones judiciales o no, queda a discreción de cada una de las denunciantes, pues varias de ellas no están dispuestas a re victimizarse ni recurrir a la vía penal, “sabiendo que no va a pasar nada o que van a tramitarlo mucho tiempo”. Además, explica que antes intentaron denunciarlo adentro de la organización: “Las respuestas eran ‘es que el compañero es así’, o ‘lo vamos a investigar’, pero no pasaba nada”.

El comunicado de JR, que se puede revisar en este link, también indican que llevarán a cabo procesos internos de investigación, pero a la vez aclaran que tienen una estructura orgánica en la que todo militante puede y debe fiscalizar al otro. “Cada militante sabe las instancias de discusión e información que existen (…) no permitiremos que se critique de forma destructiva nuestro funcionamiento”.

Cabe recalcar que ninguno de los relatos entrega la identidad de los eventuales autores de los acosos. Al respecto, la ex militante JR explica por qué tomaron tal decisión: “El punto, justamente, no es decir ‘tal persona hizo esto’. El punto es evidenciar algo que es mucho más fuerte y común de lo que nosotras creíamos. No es casual que 17 mujeres denunciemos algo similar, y que después nos empiecen a llegar otros relatos, que publicaremos más adelante también”.

Hasta el momento, no se conocen detalles certeros de denuncias de otro tipo ni la identidad de los supuestos victimarios, por los motivos expuestos anteriormente. La publicación original está inserta a continuación, seguida de la respuesta de Juventud Rebelde y luego, más abajo en esta publicación, se adjuntan los relatos.

Denuncia

ALERTA, el machismo mata: también a la izquierda. Esta declaración fue construida por mujeres ex militantes de la…

Posted by Sofía Brito on domingo, 23 de abril de 2017

Respuesta

Posted by Juventud Rebelde on lunes, 24 de abril de 2017

Los relatos