La ex atleta Érika Olivera defendió la pena de muerte, en caso de violación a menores, en una reciente entrevista con el programa Hola Chile de La Red.

“En un momento me preguntaron si yo soy partidaria de la pena de muerte en el caso de las violaciones. Y yo dije que suena duro, suena fuerte, pero en el caso de la violación a los niños sí soy partidaria”, argumentó.

La ex deportista sentenció que, si bien no es una solución para frenar estos ataques, “es una medida que puede discutirse” para prevenir los  delitos.

A su juicio, “cuando hablamos de los derechos humanos, no hablamos de los derechos de esa persona que fue violentada, que fue violada, que fue abusada, no pensamos en esas personas que en ese momento nadie respetó sus derechos humanos”.

Olivera manifestó que el problema de los delitos de violación es que prescriben con el paso del tiempo y los culpables quedan en libertad, como si nada hubiera ocurrido, según consigna El Mostrador.

“Yo lo asumí hace muchos años, que en mi caso, y en el de muchas otras personas que han sufrido, no van a tener esa justicia a través de la justicia ordinaria”, agregó.

Actualmente, la ley sanciona con penas que van de 5 a 20 años a quien abusa sexualmente de un menor. Sin embargo, la ex atleta consideró que “a las personas que hemos sido víctimas de violación, yo creo que si nos preguntan directamente, vamos a decir que sí (a la pena de muerte), sin pensarlo dos veces”.

La pena de muerte fue derogada en Chile durante 2001, bajo la administración de Ricardo Lagos Escobar, aunque aún es permitida en delitos de guerra sancionados por la Justicia Militar.