La Fundación Paz Ciudadana, creada en 1992 por el fallecido fundador de El Mercurio tras el secuestro de su hijo Cristián Edwards por el Frente Patriótico Manuel Rodríguez, enfrenta ahora el futuro sin su líder y creador.

Es por eso que Agustín Edwards del Río Jr, primogénito de Agustín Edwards Eastman, decidió que a partir de mayo la dirección ejecutiva de la Fundación la asuma Daniel Johnson Rodríguez, quien se desempeñaba como gerente de Desarrollo de Corpesca, la pesquera formalizada por sobornar a políticos como Marta Isasi y Jaime Orpis.

Johnson fue director del Serviu Metropolitano durante el gobierno de Sebastián Piñera.

Desde su creación, la Fundación Paz Ciudadana ha sido un símbolo de la transición chilena. De estar ligada a un personaje como Edwards -ligado al pinochetismo- incorporó en su equipo, por ejemplo, a Javiera Blanco como Directora Ejecutiva antes de que se sume al comando de Michelle Bachelet.

Su actual director es Agustín Edwards del Río, y sus vicepresidentes son Sergio Bitar (PPD, ex ministro de Allende, Lagos y Bachelet, fue preso en Isla Dawson durante la dictadura- y Alfredo Moreno (actual presidente de la CPC, ex canciller de Piñera). Luego, como tesorera hay una mujer representante del empresariado por excelencia chileno: Paola Luksic Fontbona, parte del Grupo Luksic -controladores de Quiñenco (Banco de Chile, CCU, Madeco y Shell Chile) y las compañías mineras en Antofagasta PLC (Antofagasta Minerals: Minera Michilla, Minera Esperanza y Minera Los Pelambres).

En el directorio, además, aparecen clásicas figuras de la transición como Soledad Alvear (DC), Edmundo Pérez Yoma, Alberto Espina (RN), Eugenio Tironi, José Joaquín Brunner y Enrique Correa