El pasado sábado 22 de abril tuvo lugar en la Región Metropolitana el pleno de la Coordinadora Nacional de Estudiantes Secundarios (Cones). Asistieron dirigentas/es estudiantiles de todo el país, quienes por unanimidad adhirieron como organizadoras/es del Congreso Nacional Por Una Educación No Sexista convocado por MUMS, Movimiento Por La Diversidad Sexual. El Congreso Nacional tiene por propósito formular desde el movimiento social la propuesta para un sistema educativo laico y No Sexista.

El sistema educativo en Chile enfatiza la desigualdad: simultánea y arbitrariamente discrimina por clase y género. Esto queda en evidencia en la composición de un currículum y una estructura organizacional donde se consagra la heteronorma. Para Francisca Flores, vocera de la Cones: “El currículum sólo reconoce las hazañas de próceres de género masculino y pertenecientes a las elites sociales, además, se diferencia la actividad física de los grupos según su género y durante más de 200 años el sistema educativo chileno ha impuesto que hombres y mujeres deben estudiar en distintos establecimientos educacionales”. Desde MUMS, indicaron que en el actual sistema educativo, la educación no es un derecho garantizado para lesbianas, homosexuales y trans en la medida que la heteronorma continúa siendo una regla casi irrevocable. Frente a esta realidad, la exclusión de las personas trans es aún mayor y creen que la iglesia ha tenido un rol muy importante en cuanto a esta exclusión.

Francisco Gutiérrez Valderrama, presidente de MUMS, agregó: “El sistema educativo constituye uno de los pilares claves en la transmisión de patrones culturales de género, pero también de la transformación de ellos. Así lo hemos planteado diversas actorías sociales que coincidimos en asignar a la educación un rol clave para superar números problemas que tienen por denominador común la discriminación de género y orientación sexual” y continuó: “Las transformaciones en el sistema educativo deben buscar garantizar plenamente el derecho a la educación de todas, todos, todes, pensando en la sociedad en la que nos queremos convertir. Es aquí donde las dirigencias del movimiento estudiantil deben respetar que lesbianas, trans y homosexuales también exigimos nuestro derecho a la educación. Avanzar en la eliminación de la violencia de género es una preocupación del pueblo de Chile que ha quedado en evidencia en la gran convocatoria lograda en las marchas de #NiUnaMenos y por ello saludamos a la CoNES, quienes al adherir al congreso nacional por una educación no sexista, se comprometen con una demanda tan importante para el movimiento social: Educación Pública, Laica y No Sexista”.

Educación Pública, Laica y No Sexista

Cones y Mums ya han avanzado en el desarrollo de la demanda de Educación No Sexista. Proponen que la educación debe ser laica y no sexista en todos los niveles del sistema educativo: parvulario, enseñanza básica, enseñanza media y educación superior. Así como también debe considerar todos los tipos de instituciones: institutos, CFT, universidades y énfasis en las escuelas matrices de las Fuerzas Armadas y de Orden. Realizan una fuerte crítica al rol de las iglesias en la imposición de una “moral conservadora” en las instituciones educativas, que logra sostenerse dado a la existencia de “libertad de enseñanza” consagrada en la constitución de Pinochet. Es por esta razón que creen imprescindible trabajar por cambiar la constitución vía asamblea constituyente.

Congreso Nacional Por Una Educación No Sexista

El Congreso Nacional Por Una Educación No Sexista tiene por propósito elaborar la propuesta técnico política para implementar las transformaciones necesarias para un sistema educativo laico y no sexista. En el proceso se ha convocado a diversas actorías claves y organizaciones de todas las regiones: federaciones de estudiantes secundarios, federaciones de estudiantes universitarios, colegio de profesores, CORPADE, organizaciones LTGBI, feministas y de mujeres, sindicatos, organizaciones territoriales, culturales, entre otras. Tan amplia convocatoria permitirá que la propuesta cuente el respaldo mayoritario de las organizaciones que buscan la transformación del sistema educativo y la sociedad chilena.

El congreso se desarrollará a lo largo de todo Chile entre los meses de julio y octubre. En julio se inicia la etapa de pre congresos regionales en las ciudades de Arica, Antofagasta, Copiapó, La Serena, Valparaíso, Santiago, Rancagua, concepción, Valdivia y Puerto Montt para culminar en el mes de octubre, con un congreso nacional al que asistirán delegados de los pre congresos regionales y delegaciones de Latinoamérica y el caribe.

Dentro de los objetivos del congreso, se encuentra el fortalecimiento del tejido social LGTBI, de la organización de mujeres y feminista, un “Proyecto de ley de Educación Laica y No Sexista”, y la creación de una “Mesa de trabajo nacional y permanente” que monitoree los avances del proceso con respecto a las transformaciones institucionales que se provocarán.