Desde el Vaticano informaron que, por decreto, el Papa Francisco decidió expulsar de la Iglesia Católica al religioso chileno Pedro Mariano Labarca Araya, por su participación en casos de abuso sexual contra menores y ex seminaristas.

Según el comunicado difundido por la Provincia Mercedaria de Chile, Labarca “ya no es más sacerdote ni religioso de la Orden de la Merced”.

Mariano Labarca se desempeñó como rector del Colegio San Pedro Nolasco de Concepción, entre febrero y septiembre de 2011.

La Provincia Mercedaria manifestó que “esta decisión, que es inapelable, apenas conocida ha sido informada al ex sacerdote y se ha decretado después de un atento estudio del caso denunciado el año 2013, dado el grave daño a la dignidad sacerdotal y a los compromisos religiosos”. 

Del mismo modo, los religiosos expresaron su cercanía con quienes “han sufrido por estos hechos y reafirmamos una vez más, nuestro compromiso en atender con diligencia la búsqueda de la verdad, de la justicia en la misericordia, por el bien de todos los involucrados”.