Este jueves, el senador independiente y precandidato presidencial del PR y el PS Alejandro Guillier presentó modificaciones a su equipo de campaña, con importantes mensajes hacia el centro político.

Su nuevo coordinador general programático es Osvaldo Rosales, ex PPD y ex director de Relaciones Económicas Internacionales de la Cancillería (Direcon) entre 2000 y 2004, cuando tuvo un rol clave en la negociación del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos, Europa y China.

Hasta ahora, Rosales trabajaba como asesor de la fracasada campaña de Ricardo Lagos. También es conocido por su cercanía a Lagos Weber y a Sergio Bitar.

Otro cercano al ex ministro de Educación que llega a la campaña de Guillier es el ex funcionario diplomático Enrique Soler, quien asumirá como su nuevo jefe de gabinete en reemplazo de Juan Carlos Soto. Soler es militante PPD y fue un estrecho asesor de Jorge Bunster, director de la Dirección General de Relaciones Ecónomicas Internacionales (Direcon), durante la administración Piñera.

En la presentación de su nuevo equipo, el periodista fue decidido en enviar una serie de mensajes a la Democracia Cristiana, que este fin de semana decidirá si compiten en las primarias de la Nueva Mayoría o van directamente a primera vuelta. “Ese el eje de una coalición social y política que le ha dado a Chile la mayor estabilidad en su historia republicana”, dijo sobre la falange.

“No quiero presionar a un partido a horas de una junta muy importante (…) espero que lleguen a un acuerdo de una lista parlamentaria ojalá única, si es la mejor fórmula. Los partidos tienen que hacer su pega, como yo tengo que hacer la mía y no siempre es lo mismo”, agregó.

Además, apuntó a que ahora la relación con los partidos será “de la forma más fluida posible”