El Juzgado de Garantía de Rancagua resolvió el sobreseimiento definitivo de Sebastián Dávalos por el presunto ocultamiento de información en sus registros computacionales, una de las aristas del caso Caval.

Dávalos fue denunciado tras el cese de su cargo como Director del Departamento Sociocultural de La Moneda. 

“Simplemente al haber cesado en el cargo requirió los trámites necesarios para el bloqueo de su password y su clave personal”, señaló el magistrado en su fallo, según consigna 24Horas.

Además, la defensa del hijo de la presidenta Bachelet manifestó que “entendiéndose que los archivos se encontraban intactos, fueron restaurados, y en ese contexto, el computador del Señor Dávalos tuvo proceso impecable donde no hay nada que reprochar“.

La defensa argumentó que, en esa línea, “no se comprobaría el daño o alteración de la información” por parte de Dávalos.

En tanto, la Fiscalía recalcó que se comprobó que el contenido del computador de Dávalos “se encontraba intacto y que no se encontraron indicios de querer borrar la información (…) Lo que sucedió es que al renunciar el señor Dávalos a su cargo, solicitó al departamento de informática es que se bloqueara el usuario y el password para que no se agregara o borrara algún archivo”.

Además, la parte querellante no se opuso a la decisión, mientras que el Servicio de Impuestos Internos (SII) tampoco presentó querella al respecto.