A través de un posteo público en su Facebook, el rapero Portavoz denunció que la policía mexicana de inmigración no los dejó entrar al país por no tener visa de trabajo. 

“Sí, la policía mexicana, la misma que masacró y desapareció a los 43 estudiantes de Ayotzinapa, la misma que protagonizó la brutal represión que recibieron campesinos en Atenco y el constante hostigamiento a las comunidades indígenas zapatistas, la misma que reprime a las profesoras y profesores movilizados en Oaxaca, y la misma que apalea al pueblo mexicano cuando se manifiesta contra el alza del combustible”, resumió artista.

Se trataba de la tercera vez que el rapero y sus compañeros/as llegaban a presentarse a México. Sin embargo, más allá de la falta de visa, el rapero reflexionó acerca de la actitud “déspota y racista” de los uniformados mexicanos. 

“Por no mostrar la visa nos llevaron a una sala, donde la gran mayoría éramos latinos, y el trato era humillante, abusando de su poder a cada rato de forma prepotente. En un momento una paca entró a la sala e increpó a una señora que esperaba con su bebe en coche, y le grito: Tú, te devuelves a tu país, tus papales son falsos. La señora comenzó a llorar, todo frente a su pequeña hija. La paca seguía: yo no tengo la culpa de que actúes mal, ya, te devuelves a tu país ahora mismo. Nadie de los presentes decía nada, todos callados”, describió.

Al no soportar el trato humillante, Portavoz habría interpelado a la policía, señalando que el proceso era discriminatorio, ya que en la sala solo se reconocían latinos. “La paca se enfureció y seguía gritando pidiéndome la visa. Les preguntaba si es que acaso no sabían dialogar, que si acaso en México no había democracia, y me contestaban que ahí ellos mandaban y yo solo tenía que seguir indicaciones, que ellos no eran latinoamericanos, que eran Norteamérica”.

“Dentro de mí pensaba, qué asco la formación racista, elitista y la colonización cultural de la policía, que niega su identidad y se sienten gringos. La mayoría de los policías eran morenos, indígenas, como yo y como gran parte de los que estábamos ahí esperando sentados (cuestión que somos sabemos también pasa en Chile y Wallmapu con la policía yanacona)”, resumió el rapero.

Al notar que serían devueltos a Chile, Portavoz y sus compañeros fueron dirigidos a unos calabozos, sin pertenencias ni cordones (como reos), donde la mayoría de la gente retenida también era de origen latino.

“En un momento llegó un policía al que todos acataban y que evidentemente tenía mayor rango, de marcado acento gringo. Me preguntó: ¿Tú has viajado a Estados Unidos, verdad? Y me llevó junto a otros policías a un interrogatorio en una pieza. Me preguntaron cuántas veces había ido a Estados Unidos, y básicamente lo que querían saber era si tenía pretensiones de entrar a ese país y quedarme”, relató.

El rapero de Recoleta sentenció que finalmente le sacaron unas fotos y le hicieron firmar un papel donde explicaban al Consulado de Chile que se le prohibió el ingreso por no tener visa de trabajo.

“Ya estoy en casa bien hermanos, gracias por su preocupación y sus mensajes, solo pienso en que me hubiese gustado conocer las playas de Puerto Vallarta, donde teníamos que hacer un concierto a beneficio, pero en verdad me da igual, es mucho más lindo nuestro Wallmapu. ¡Fuego a la policía servil a los ricos y poderosos, en México y toda Latinoamérica! ¡Ningún ser humanos es ilegal!”, cerró.