A través de un video, la organización No Alto Maipo invita a tomarse dos minutos y observar la destrucción que la iniciativa hidroeléctrica ha provocado en la zona de Alto Volcán. Un proceso que, según recuerdan, es avalado por el Gobierno de Chile y los bancos mundiales.

“Esto no tiene reparación y la destrucción sigue cada día más en nuestros valles y río”, sentencian, invitando a compartir el registro, que evidencia el daño patrimonial.

Los activistas recuerdan que “Alto Maipo posee un extenso prontuario de incumplimientos ambientales y enfrenta hoy una nueva visita de los analistas del Banco Mundial”, lo que podría incidir en la pérdida de financiamiento y posible abandono de la iniciativa.