“La política se verá fortalecida con una mujer brillante, seria y con profunda vocación pública”, fueron las primeras palabras del candidato presidencial del PR, PS y el PC, Alejandro Guillier, cuando Beatriz Sánchez se mostró dispuesta a asumir una candidatura a la presidencia por el Frente Amplio.

La intención de Sánchez ha escalado al punto de llegar a marcar -en tan solo dos meses de candidatura- un 11% de apoyo en la última encuesta Adimark, algo que Guillier -que marcó un 19%- celebró diciendo: “Me alegra que a otros candidatos les vaya bien. Yo no soy el monopolio del progresismo en Chile, soy un demócrata, creo en la diversidad dentro de nuestros puntos de vista”.

Hasta entonces, era Sánchez la única que había deslizado críticas hacia quien fuera su colega de conducción en la Radio Chilena, ADN Radio y el noticiario Hora 20 de La Red. Pero el día de ayer fue Guillier, advirtiendo el crecimiento de la también periodista en las encuestas, disparó contra la precandidata del Frente Amplio.

Saliendo de la sesión del Senado, el abanderado de tres partidos de la Nueva Mayoría dijo: “Hay una diferencia entre levantar testimonios y temas y lo que es la gobernanza. Hay que poder gobernar el país y yo creo que es evidente que para gobernar un país tu necesitas parlamentarios, diputados, senadores, equipos de gobierno, necesitas además propuestas y soluciones prácticas a los problemas que la gente tiene”.

Luego agregó: “En la gobernabilidad es donde a nosotros nos marca una gran diferencia”.