Este miércoles 3 de mayo, el Sindicato de Trabajadores de la Red de Colegios SIP finalizó una huelga que ya llevaba ocho días de duración. Lo principal de sus exigencias, era aumento de sueldo base en un 6%; 4% para 2018; vigencia de contrato colectivo por dos años, pago de un bono de Navidad y la formación de una comisión tripartita, vinculante y participativa para revisar el sistema evaluación de la Red SIP; y la vigencia del contrato colectivo por dos años, entre otras exigencias.

La Sociedad de Instrucción Primaria (SIP) es una red privada de colegios con más de un siglo de existencia y es controlada por la familia Matte.

Tras la reanudación del diálogo del pasado miércoles, los trabajadores SIP pudieron culminar su huelga luego de llegar a acuerdos como:
– Comisión tripartita y resolutiva para replantear el sistema de evaluación a docentes
– Reajuste inmediato de un 4%
– Otro de 2,5% para 2018
– Reajuste de salarios según la Unidad de Subvención Escolar (USE)
– Aumento en asignaciones de alimentación y transporte
– Aumento en bono de Fiestas Patrias

“Con todo eso, el reajuste total va ser de un 9% en suma, y en un año, de hasta un 12%”, explica Juan Pablo Derosas, miembro del sindicato en representación del Colegio Jorge Alessandri, de Renca. “Se lograron gran parte de los objetivos, no todo, pero hay una gran ganancia como sindicato porque mostramos una fuerza muy grande, unión y organización”, agrega.

En total, eran 17 los colegios SIP cuyos funcionarios sindicalizados se mantuvieron en huelga durante ocho días seguidos desde el pasado 26 de abril. “El problema es que no se ha llegado a acuerdo. La SIP pide mucho y paga poco. En razón de esto, es que el sindicato, el día martes 11 de abril, ha votado huelga en rechazo de la mezquina oferta que ha hecho la empresa. Sólo por dar un pequeño ejemplo; lo que ofrecen por asignación de movilización no alcanza para cubrir pasaje de ida y vuelta en metro en horario punta”, decía entonces un comunicado del Sindicato tras fracasar en una negociación colectiva.