El Servicio Nacional de Menores (Sename) anunció el cierre del Centro Alihuén de Buin, luego de que un grupo de profesionales fueran captados concretando diversos tipos de maltratos en contra de los niños, niñas y adolescentes que residen en en lugar.

Según consigna 24 Horas, Gonzalo Recabarren García, Daniela Venegas, Belén Guerra e Ignacio Rosales fueron grabados amarrando contra una tabla a uno de los internos del lugar, argumentando un supuesto método de contención. Los especialistas en cuestión ya fueron removidos de sus puestos.

Sin embargo, la directora regional metropolitana del Sename, María José Montero, calificó dichas prácticas como “torturas” y sentenció que no son respaldadas por la institución. El lugar se encontraba bajo la administración de Coanil, pero tras la difusión de la denuncia pasó a estar a cargo del Sename durante 30 días, bajo expresa petición del Instituto Nacional de Derechos Humanos.

Tras el plazo, explicó Montero, se dará término definitivo al espacio, iniciándose la reubicación de las personas que lo integraban. En tanto, los adultos serán “enviados a otras dependencias de Coanil, mientras que los menores de edad irán a otras áreas de Sename”.

La directora regional metropolitana del Sename sostuvo que “se intentará llamar a las familias de los niños involucrados, pero muy pocos de ellos tienen seres cercanos a quien recurrir. La mayoría están en abandono”.