El ex técnico de la selección chilena, Marcelo Bielsa, participa por estos días en Brasil de un encuentro llamado Somos Fútbol, donde comparte junto a otros entrenadores y entrega sus visiones e ideas sobre el esquema deportivo.

Durante su charla, el argentino fue consultado sobre su etapa al mando de la Roja y recalcó que la considera como “uno de los momentos más felices de mi vida. Tuve la oportunidad de contactarme con el ciudadano medio”.

Bielsa también fue interpelado sobre sus similitudes y diferencias con otro ex técnico de “La Roja”, Jorge Sampaoli, a quien elogió evidenciando las diferencias que ambos manejan en su estilo sobre la cancha.

“Si usted me dice si el sistema de Simeone, cuando es efectivo, es agradable, sí. Es efectivo con mucha regularidad. El sistema de Sampaoli es efectivo también con mucha regularidad y es agradable. Para mí, que haya matices diferentes no lo vuelve ni mejor ni peor, sino simplemente distinto”, sentenció.

Marcelo Bielsa fue más lejos en su opinión sobre Sampaoli, aclarando que “la falsa modestia es algo que yo rechazo mucho porque es inducir a que el otro piense lo contrario de lo que estoy diciendo. Entonces, es como una especie de manipulación que uno hace del otro. Dicho eso, yo creo que Sampaoli no es un discípulo mío, primero porque esa palabra no la compatibilizo conmigo y segundo porque, en realidad, yo he notado que él es mejor que yo y no se lo digo por falsa modestia”.

El ex entrenador de la selección chilena recalcó que “una de las virtudes de los entrenadores es la flexibilidad, es decir, no enamorarse de propias sus ideas, pero a su vez uno tiene que enamorarse para convencer, porque si no, no cree a muerte. Entonces hay una mezcla de humildad, para no ser soberbio y no cambiar de idea, y una necesidad de convicción para defender las ideas que eligió. Yo no cedo en mis ideas y no lo digo como virtud, sino como un defecto. Sampaoli sí cede en sus ideas porque tiene un poder de adaptación que yo no tengo“.

Bielsa argumentó que esto “lo hace mejor que yo indudablemente, porque él ha resuelto cosas concediendo a la posición original y yo he sacrificado cosas por no ceder en mi forma de interpretar mi oficio. Decididamente pienso que es mejor, y no lo digo por falsa modestia, y no lo considero mi discípulo, porque él tiene ideas que representan una escuela comparable con las mías y desde mi óptica imparcial, mejores. Yo no podría hacer lo que él hace”, cerró.

Mira aquí el extracto de video de la conferencia.