En declaraciones a Emol el presidente de la Corte Suprema, Hugo Dolmestch, criticó el lento traslado de los ex represores condenados por violaciones a los DD.HH., desde el recinto de Punta Peuco hasta Colina I. “Políticamente, es un tema que debió estar resuelto desde el fondo de las cosas, pero no así por gotera”, dijo Dolmestch.

El presidente de la Corte Suprema y máxima autoridad del Poder Judicial además, llamó al Congreso a pronunciarse al respecto. “Los parlamentarios tienen presencia aquí también y podrán decir algo sobre esto”, emplazó, explicando que éste es un problema político “que resuelve la autoridad administrativa” y que el Poder Judicial no tiene injerencia en la medida.