Como “psicosis” calificó el alcalde de Caracas, Jorge Rodríguez, las insólitas ideas de protesta que está teniendo la oposición venezolana. Esto después de que se anunciara para el día de mañana una manifestación llamada “La marcha de la mierda”.

El título viene porque el modus operandi de la protesta sería ocupar bombas de excremento humano, llamados “Puputov” y confeccionados con una mezcla de caca y agua, para hacer frente al gas lacrimógeno de la policía del gobierno de Nicolás Maduro.

 

 

Según informa el diario El País, hubo un relato que se volvió viral en el que se daba cuenta de un enfrentamiento en el Estado de Miranda en el que 12 agentes de la Guardia Nacional de Venezuela habrían sido víctimas de estos armamentos, ante lo que algunos de ellos habrían vomitado.

Las armas se suman a las bombas de pintura que han hecho apariciones en las últimas marchas en Venezuela y a los escudos hechos con fibra de madera.

Este es el afiche de la convocatoria: