A partir de este miércoles 10 de mayo, las y los chilenos que lo requieran y cuenten con indicación médica podrán adquirir medicamentos a base de cannabis sativa en las farmacias. Se trata de los medicamentos T100 y TC100, del laboratorio Tilray, que se estarán disponibles para la venta en dos locales de la Farmacia El Carmen, de Santiago.

La firma, de origen canadiense, investiga y produce cannabis medicinal y cuenta, desde enero pasado, con un permiso entregado por el Instituto de Salud Pública (ISP) para importar el medicamento, que se receta como paliativo del dolor.

Según consigna La Tercera, se trata de soluciones oleosas, en frascos de 15 milímetros, en la versión de 10 milogramos por ml y cinco miligramos por ml, dependiendo de la concentración de tetrahidrocannabinol (THC), el principio activo de la planta. El precio de ambos será de $210 mil y hay 300 unidades de cada una de las versiones disponibles. 

Por otra parte, el costo del tratamiento mensual va a depender de la enfermedad de cada paciente -como tipos de cánceres o parkinson- y de la frecuencia de uso y dosis que prescriba el médico. La llegada del fármaco fue gestionada con el laboratorio Alef Biotechnology, que tendrá a su cargo la distribución y cuenta con un permiso para fabricar medicamentos a base de cannabis.

“Este es un plan piloto para poder dar acceso a los médicos a un producto con un alto estándar, que les dé seguridad y que permita replicar resultados que se han obtenido en otros países”, explicó Roberto Roizman, presidente del directorio de Alef Biotechnology.

De esta manera, Chile se convierte en el primer país de América Latina en vender un fármaco de este tipo en farmacias.

En tanto, Jaime Lobos, químico farmacéutico y director técnico de Farmacia El Carmen, argumentó que les interesó vender el medicamento porque  “es un producto farmacéutico, no como otros homeopáticos. Es un paso para el uso medicinal, fuera de la discusión sobre el recreativo (de la cannabis)”.