Durante la tarde del pasado martes, la Comisión de Salud del Senado aprobó el proyecto que busca despenalizar la interrupción del embarazo en tres causales. Cada uno de los puntos -peligro de vida de la madre, inviabilidad fetal y violación- fueron aprobados por tres votos contra dos.

De esta manera, según consigna La Tercera, todas las causales contaron con la misma votación: votos en contra de los senadores Jaqueline van Rysselberghe (UDI) y Francisco Chahuán (RN), mientras que los parlamentarios de la Nueva Mayoría votaron a favor. Entre ellos, la candidata presidencial de la DC, Carolina Goic.

En las próximas sesiones, se discutirán algunos puntos más polémicos del proyecto, como los términos del acompañamiento de las madres y un centenar de indicaciones que quedaron pendientes y podrían afectar la aplicación de las causales, especialmente en el caso de violación. 

Al respecto, Goic argumentó que “se trata de situaciones excepcionales, y podemos clarificar cómo objetivamente podemos ir entregando posibilidades, según los avances de la ciencia. Escuchamos casos dramáticos sobre la decisión de abortar, como experiencias maravillosas, donde a pesar de la violencia se optó por continuar. Ambas son alternativas, creo que legítimas. Tiene que ser derecho de la mujer el poder decidir cuál es el camino”.

Sin embargo, la candidata de la Democracia Cristiana se apresuró a aclarar que este apoyo no implica abrir la puerta a la despenalización del aborto libre. 

Por su parte, la ministra de la Mujer y la Equidad de Género, Claudia Pascual, agradeció el respaldo a la iniciativa y recalcó que “lo que se busca es poder dar cuenta de la difícil circunstancia de nuestras adolescentes y niñas, colocarnos en la perspectiva de esas mujeres, y que sean ellas las que evalúen mantener su embarazo o interrumpirlo”.

Se espera que el resto de las indicaciones del proyecto sean votadas antes del inicio de junio, con el objetivo de despachar la iniciativa a las comisiones de Constitución y Hacienda.