Este jueves 11 de mayo se dio a conocer el asesinato de José Muñoz Alcoholado, ex militante del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), en la ciudad de Caracas, Venezuela.

“Con profunda tristeza tenemos que informar el asesinato de nuestro compañero Jose Muñoz Alcoholado, también conocido como ‘Chico Alejo’, ‘Pepe’ o ‘Joaquín'”, señala un post publicado durante la noche del mismo día en el Facebook de Agencia Rai.

De acuerdo a información publicada por Primera Línea, Alejandro Muñoz se encontraba cenando junto a otra persona en un restaurante en Caracas, cuando cerca de ellos se sentaron dos sujetos hasta ahora no identificados. Al cabo de un par de horas, los individuos se levantaron de su mesa, sacaron armamento largo y dispararon una ráfaga contra el chileno. Varias balas lo atravesaron, una de ellas directo en el pómulo izquierdo, lo cual produjo su deceso inmediato.

En poco tiempo, ambos hombres habrían huido del lugar en motos, sin dejar rastros de su identidad ni de las razones que motivaron la acción criminal.

José Muñoz Alcoholado era hijo del ex capitán de Carabineros José Muñoz, quien formó parte de la escolta presidencial de Salvador Allende y estuvo junto al mandatario socialista en La Moneda el 11 de septiembre de 1973. En los ’80, “Chico Alejo” -como se le conocía- ingresó a formar parte de las filas del MIR, donde fue parte activa y dirigente de la resistencia a la dictadura de Pinochet. A principios de los ’90 fundó junto a otros ex miristas el MIR-EGP (Ejército Guerrillero de los Pobres).

Desde hace unos años, Muñoz Alcoholado residía en Venezuela, donde se hizo parte de la militancia de izquierda y participaba de ella activamente. El año pasado había reportado los problemas que estaba teniendo para conseguir su cédula de identidad chilena y pasaporte respectivo. Finalmente lo consiguió pero debía esperar hasta junio de 2017 para regresar a Chile.

El cuerpo del chileno será velado a partir del viernes 12 en la zona de Bello Monte de Caracas.