Una decena de hospitales británicos y empresas españolas resultaron afectados este viernes por un ataque cibernético a gran escala, que infectó a las computadoras con un software maligno.

Según reportó The Guardian, en Inglaterra unos 16 hospitales presentaron problemas en sus salas de emergencia, mientras que las líneas telefónicas y correos electrónicos también resultaron intervenidos.

De hecho, un empleado de un hospital en Essex declaró que “nos dijeron que las apagáramos y que desconectáramos los teléfonos. A un integrante de nuestro equipo le saltó un mensaje diciendo que todos sus archivos serían eliminados en dos horas si no pagaba 300 dólares en bitcoins“.

Las autoridades británicas descartaron que se trate de un agente extranjero, por lo que no tendría implicancias sobre la seguridad nacional. El virus encripta y captura datos sensibles de los usuarios, para luego pedirles una recompensa que les permita recuperarlos.

En españa, el CDO de Telefónica, Chema Alonso, confirmó a través de Twitter que se trata de un ataque ransomware y que la compañía también resultó afectada.

“Se ha alertado de un ataque masivo de ‘ransomware’ a varias organizaciones que afecta a sistemas Windows cifrando todos sus archivos y los de las unidades de red a las que estén conectados, e infectando al resto de sistemas Windows que haya en esa misma red”, sentenciaron a través de un comunicado.

Por su parte, Movistar Chile informó que no existe ningún reporte de ataque cibernético en nuestro país, pero aclararon que levantaron un protocolo de emergencia elevando sus niveles de seguridad. 

“A media mañana del día de hoy se detectó un incidente de ciberseguridad que ha afectado nuestra red interna corporativa (España). De forma inmediata, se activó el protocolo de seguridad para este tipo de incidencias para volver a la normalidad lo antes posible”, sentenció Movistar a La Tercera.