Con la presencia del Subsecretario de Hacienda, Alejandro Micco; del vicepresidente ejecutivo de Corfo, Eduardo Bitran; del Director Nacional del Sence, Pedro Goic, y del rostro de la campaña Becas Mil Programadores, Nicolás Copano, el pasado jueves 11 de mayo se realizó la presentación oficial de esta iniciativa, que se propone entregar 1.000 becas para Programadores de Software, en las Regiones Metropolitana, Valparaíso y Biobío.

Lo anterior responde a un esfuerzo conjunto de Corfo, a través de su Programa Becas Capital Humano, y Sence, a través de sus Becas Laborales, entidades que acogen el llamado de la Subsecretaría de Hacienda, que busca impulsar el sector de la exportación de servicios como un nuevo eje de crecimiento económico.

“Nuestro país basa su crecimiento en las exportaciones. En los últimos tiempos la exportación de servicios ha crecido mucho, y dentro de ésta, la de la industria de las TICs y de la programación. Por ejemplo, en Temuco se está haciendo toda la contabilidad de Bancos de Estados Unidos… El futuro de nuestro país pasa por entrar a esta cadena de nuevas oportunidades”, señaló el Subsecretario de Hacienda.

Por su parte, el vicepresidente ejecutivo de Corfo, Eduardo Bitran, se refirió a que existen brechas a nivel de capital humano, señalando que las hay “en habilidades digitales, capacidades de programación y también en verticales específicas, como las fichas en salud, por ejemplo, que estamos trabajando con el Comité de Industria Inteligente… Si somos capaces de estar muy articulados con las necesidades del sector productivo, con esta revolución digital que lo está cambiando todo, estaremos dando un gran paso de productividad e innovación”, concluyó.

Las Becas están a disposición de todos los chilenos y extranjeros -con permanencia definitiva en el país-, con 21 años de edad o más, y enseñanza media completa. Se trata de un curso con un costo aproximado de 2 millones de pesos; las becas cubren el 90% de dicho costo, y las personas deben pagar sólo el 10% correspondiente a la matrícula, que asciende a los 200 mil pesos.

Quienes acrediten condiciones de vulnerabilidad, pueden optar a eximirse del pago de la matrícula y participar del curso sin costo. Las condiciones son encontrarse cesante, pertenecer al 80% de hogares más vulnerables de acuerdo al Registro Social de Hogares, o tener un ingreso promedio imponible menor a los $800.000 mensuales.

En la oportunidad, el Director Nacional de Sence, Pedro Goic, hizo referencia a la misión del organismo que representa: “Estamos dónde están los requerimientos más inmediatos del capital humano, y nuestra misión es acompañar a las personas a lo largo de su trayectoria laboral y asegurar que entren a posiciones de empleo digno y decente, que les permita seguir creciendo y desarrollarse de forma mucho más equitativa, y eso es parte de nuestro objetivo como gobierno”.

También estaban presentes 2 becarias que compartieron su experiencia de reconversión laboral. Se trata de María Jesús Zúñiga, 36, quien postuló el año 2015 al Programa “Mujeres TIC” de Corfo y nos señaló: “Cuando vi por Face la invitación yo quería entrar al mundo de la tecnología. Hoy día no puedo estar más agradecida. Trabajo como analista programador en una empresa de desarrollo de software. Se ha cumplido 100% mi expectativa”.

Alejandra Rodríguez, 39, es otro caso. Profesional universitaria dejó el mundo laboral para cuidar de su hija, y cuando quiso regresar estaba desactualizada. “Cuando vi el llamado a estas Becas postulé, quedé, y aproveché al máximo la oportunidad. Hoy volví a trabajar y obviamente soy mucho mejor cotizada gracias a estos estudios”.

Los cursos tendrán una duración de 496 horas cronológicas de clases. Se buscan personas con disponibilidad horaria diurna y vespertina de lunes a viernes durante 6 meses, cinco horas diarias, con clases que se realizarán entre agosto de 2017 y enero de 2018. Es importante que el postulante viva o pueda desplazarse diariamente a las regiones en las que se dictará el curso.

Finalmente Nicolás Copano reiteró el llamado, aduciendo que el 70% de los chilenos estamos conectados, invitando a todos a ser parte de esta iniciativa. “Se trata de una oportunidad magnífica. Nuestro país está llamado a ser vanguardia. Estamos en la mejor posición, tenemos que aprovecharla”.