La evasión en el Transantiago bajó a 31,4 por ciento durante el primer trimestre de este año, según el último informe del Ministerio de Transportes.

Los números indican una disminución de más de tres puntos porcentuales desde el 34,6 por ciento que se registró en trimestre anterior, y que fue el más alto en la década de vida del Transantiago.

 “El resultado que vemos ahora se debe a un trabajo que se ha hecho con los operadores y usuarios, que han reaccionado a las medidas que hemos tomado”, dijo al diario La Tercera la ministra de Transportes, Paola Tapia.

Entre estas medidas se incluye la implementación de 1.239 torniquetes de tipo “mariposa”, la presencia de más fiscalizadores de las propias concesionarias y  nuevas zonas pagas.

Sin embargo las empresas operadores critican la metodología que establece la medición debido a que se hace con pasajeros “incógnitos” que estiman el número de personas que validan y no validan su Bip! en los buses.