Algunos ya venían coqueteando hace rato con su campaña. Otros nombres son más sorpresivos. El día de hoy el candidato presidencial del PRI, RN y la UDI, Sebastián Piñera presentó oficialmente quiénes integrarán sus equipos programáticos de cara a su candidatura.

El equipo estará liderado por el ex ministro de Hacienda del gobierno de Piñera y director de Clapes UC, Felipe Larraín, quien además integrará el equipo de desarrollo económico.

“Tenemos que reencantar la inversión privada. Chile ha tenido tres años seguidos de caída de inversión. Esto no ocurría en Chile -sin recesión externa, porque ocurrió en un período en el que el mundo creció- desde la época de la Unidad Popular. Casi medio siglo desde que tuviéramos un desempeño tan paupérrimo”, dijo Larraín en su presentación.

A ese mismo equipo se integró el ex presidente del Banco Central, Rodrigo Vergara, quien además asoma como una probable carta para eventualmente asumir el Ministerio de Hacienda en caso de que Piñera gane las presidenciales.

 

También integran ese equipo el ex ministro de Economía, Juan Andrés Fontaine, la ex subsecretaria de Evaluación Social  y vicerrectora académica de la UAI, Soledad Arellano, el economista José Ramón Valente y Klaus Schmidt Hebbel.

Gonzalo Blumel -ex jefe de asesores de la presidencia de Piñera- y Susana Jimenez -de Libertad y Desarrollo- se mantuvieron como macrocoordinadores del consejo programático.

El equipo también contará con la colaboración del ex contralor Ramiro Mendoza, en calidad de consejero, y otras personalidades como la periodista Soledad Bacarreza o la deportista Erika Olivera. En cuanto a los partidos políticos que lo apoyan, quedaron como encargados Ricardo Israel por el PRI, el senador Alberto Espina por RN y la senadora y ex ministra de Segegob Ena Von Baer por la UDI.

“El enorme esfuerzo programático que estamos obedeciendo es a que tenemos que reemplazar el mal gobierno (…) Esta será nuestra carta de navegación para el futuro”, sostuvo Piñera.

Críticas al gobierno

A la hora de presentar los ejes y prioridades del trabajo programático, el ex presidente aprovechó de criticar al gobierno de la presidente Michelle Bachelet -que actualmente está en una gira presidencial en Asia-.

La presentación estuvo llena de frases ya conocidas como “vinimos a poner y no a quitar patines” o “queremos recuperar la cultura del diálogo y los acuerdos y no seguir con la cultura de la retroexcavadora”.

Además, Piñera sostuvo su intención de posicionar a Chile entre los 30 países de mayor Desarrollo Humano.

Uno de los puntos más fuertes de crítica fue el ámbito de la educación, en el que Piñera destacó: “Me llenó de alegría saber que entre los mejores liceos municipales estaban los liceos bicentenarios que hace 4 años no existían. (…) En otros casos se viven tomas con violencia, y los resultados son muy distintos”.

Además, deslizó una crítica al fin del copago: “Es un error fundamental intentar sacar a los padres de la educación de sus hijos. Nadie sabe mejor de la educación de sus hijos que los padres”.

“Cuando uno enfatiza una cultura en que todo es derecho y no hay deber, se fomenta el populismo, la demagogia, el fracaso”, agregó Piñera.

Una vez más, en la conferencia de prensa el ex presidente fue consultado por sus inversiones a propósito del Caso Exalmar. Ante esto, sostuvo: “He dicho todo lo que tenía que decir al respecto”.