Sobre el futuro del PC en medio de la crisis de la Nueva Mayoría, su visión del Frente Amplio y Beatriz Sánchez y el futuro del comunismo; de todo habló Camila Vallejo en entrevista con The Clinic.

Sobre la incipiente coalición, la diputada no descartó alianzas futuras ya que “hemos confluido en instancias territoriales a nivel comunal y votaciones parlamentarias. En eso no nos perdemos. Lo principal son las ideas, las transformaciones que hay que poner delante, pero también consideramos que hay que hacer alianzas amplias que nos permitan ganarle a la derecha”.

“Sería irresponsable de nuestra parte decir que porque la Beatriz Sánchez no es nuestra candidata, no vamos apoyarla para evitar que Piñera salga, sabemos que son ideas progresistas”, agregó, consultada de un posible apoyo a la periodista en una eventual segunda vuelta.

Entonces, le lanzó una dura crítica al diputado Gabriel Boric, quien había descartado alianzas con el PC mientras se mantenga en la Nueva Mayoría. “Gabriel cerró las puertas, pero no creo que él sea el que mandata el Frente Amplio. Ella (Beatriz Sánchez) puede hablar. Ella está liderando hoy, yo creo que ningún hombre puede adelantarse a la opinión de una mujer empoderada, independiente que haya un proceso de debate”, afirmó.

Sobre el Frente Amplio criticó también la dura ofensiva del bloque contra la Nueva Mayoría. “No se puede negar que hoy es un avance social, político, incluso ideológico, que haya jóvenes estudiando gratis en la educación superior. Negar eso, es negar un avance histórico. De repente se pierden en distinguir la paja del trigo”, dijo Vallejo. “Esa idea de que si vienes de la Nueva Mayoría, tienes que renegar de tu pasado, casi pidiendo perdón de rodillas por haber estado en la Nueva Mayoría, para ser incluido en el Frente Amplio. Eso lo encuentro como mucho”, agregó.

La diputada, que irá por la reelección en La Florida en noviembre, aprovechó de repasar su apoyo a la candidatura de Alejandro Guillier. “Reúne las condiciones para encabezar un programa de continuación de transformaciones y avanzar en un país descentralizado con un nuevo modelo de desarrollo”, dijo, agregando que el también periodista “es muy transparente y con mucho carisma” y que “permite una confluencia de partidos que le da una base sólida para gobernar”.

Del comunismo y el machismo

Vallejo profundizó en sus convicciones e ideas en la entrevista. Consultada sobre qué rescata del comunismo de capa caída en Cuba y Venezuela, aseguró que “los comunistas chilenos nunca quisimos que Chile se transformara en Cuba”.

“En Cuba la definición sobre modelo económico se hace consultando a la gente, así como una especie de proceso plebiscitario, herramientas democráticas que no existen en Chile. Claro, si defines dictadura por el hecho de que no hayan más partidos, bueno, es tu categorización. Pero si lo defines por cuánta gente participa en las decisiones, claramente participan tanto en las votaciones como en las definiciones de programas de gobierno“, agregó.

Sobre el machismo que le ha tocado vivir en política, reconoció que aunque el PC no sea un partido machista, “todavía hay prácticas que lo son y que hay que ir revisando”.

“El partido no es un ser perfecto, con una herramienta totalmente aceitada, porque también entra gente que tiene las lógicas propias de una sociedad machista y neoliberal. Y hay que trabajar en eso“, agregó.