La modelo Dominique Lattimore decidió presentar una demanda civil en contra de la venezolana Oriana González Marzoli, quien fue su compañera de encierro en el reality de Mega “Doble Tentación”. Al programa incluso llegó Carabineros después de que Lattimore denunciara agresiones físicas y verbales.

Uno de los fragmentos de la demanda sentencia que “la mencionada, sin mediar provocación alguna me comenzó a tratar de negra, sucia y esclava, señalando a las demás personas que se encontraban a su alrededor que busque en su jungla, en su selva (sic) y que cada vez que pasaba a su lado sentía olor a selva”.

En otro de sus relatos, la mujer recalca que durante la primera semana del mes de febrero, González Marzoli “me agredió verbalmente, indicando que me asemejaba a un mono, claramente en alusión al color de mi piel”, y que la habría tratado posteriormente de “esclava”. Además, le especificó que “no me metiera con ella pues tenía mucho que perder por el color de mi piel”según consigna LUN.

Una semana después la demandada me agredió físicamente dejando una serie de marcas en mi cuerpo. De dicha situación fue informada la producción del espacio televisivo, sin que existan registros o que se tomaran medidas contra la mencionada, e impidiéndome de paso ejercer mi derecho a entablar denuncia contra la agresora”, sentencia el escrito.

La modelo especifica que presentó su molestia, en atención a una crisis de angustia sufrida en el reality, solicitando que la dejaran salir, pero personal del programa se comprometió a frenar los abusos. Además, Dominique aludió a los posteos en una cuenta de Instagram de la modelo peruana Angie Jibaja, quien se burló de ella también aludiendo a un “mono”.

El escrito fue presentado el pasado lunes en el 16º Juzgado Civil de Santiago. Sus abogados aclararon que Lattimore no busca compensación económica.