El Instituto Fraunhofer IIS, un centro de investigación alemana responsable de la creación del popular dispositivo MP3, anunció durante el pasado 23 de abril que no tramitará más licencias de uso. La decisión apunta a que los nuevos formatos que existen en la actualidad, como ACC o el futuro MPEG-H, son más eficaces a la hora de comprimir audio sin perder su calidad.

“Aunque existen códecs de audio con características más avanzadas que el MP3 disponibles hoy en día, este sigue siendo muy popular entre los consumidores. Sin embargo, la mayoría de servicios de medios de última generación como el streaming o la televisión o la radio usan códecs de ISO-MPEG modernos como los del tipo AAC. En el futuro, usarán MPEG-H. Estos pueden ofrecer más características y una calidad de audio más alta usando una tasa de bites (bitrates) más baja comparado con MP3”, sentenció la empresa a través de un comunicado.

De esta manera, es posible afirmar que la decisión es simbólica, ya que no se puede evitar que los usuarios sigan usando el dispositivo, pero ya no se lanzarán nuevos productos compatibles con él y esto zanjará su desaparición gradual, según consigna 24 Horas.

El formato MP3 se comenzó a desarrollar en los 80, por un grupo de innovadores alemanes que decidieron democratizar el acceso de los usuarios a las descargas y almacenaje fácil y rápido de sus audios, convirtiéndolo en uno de los dispositivos favoritos de los usuarios. A través de él, se logró obtener un audio en tamaño reducido y con buena calidad. 

A sus 24 años de vida, el formato MP3 comienza su retirada, pero no sin antes haber sido un pionero en facilitar el gran salto de los usuarios a las nuevas formas de escuchar, intercambiar y comprar música.