Durante este fin de semana comenzará a regir en el puerto de Valparaíso la figura del “alcalde nocturno”, Juan Carlos González, que tendrá como misión regular la vida bohemia de la ciudad y coordinar el trabajo de policías y servicios públicos de la zona.

Según informó BioBioChile, la propuesta del alcalde Jorge Sharp pretende replicar una iniciativa similar llevada a cabo en Ámsterdam, que ha tenido buenos resultados en el control de la seguridad en una ciudad donde conviven el Barrio Rojo y los cafés de marihuana.

“Va a tener una especial preocupación durante los fines de semana, los días donde hay mayor vida nocturna y bohemia, y su labor es básicamente de coordinación entre distintos servicios”, explicó Sharp.

Además, el alcalde explicó en su cuenta de Facebook que no pretenden terminar con el carácter bohemio de Valparaíso, “pero tenemos que ordenar el carrete”. Del mismo modo, advirtió que “de especial preocupación son los lugares ilegales o clandestinos donde se vende alcohol. ¡Hay que hacer cumplir la ley!”.

La idea de Sharp pretende poner énfasis en el control de la delincuencia en la zona, especialmente después de los tiroteos registrados en las cercanías del Congreso. Otras de las medidas tomadas por el municipio apuntan a la creación de cinco mesas de trabajo para abordar delitos vinculados a la violencia intrafamiliar, los robos de connotación pública y al comercio, además de las drogas, que tendrá un carácter de prevención y reinserción.