Cinco meses después de que se abriera una investigación por las redes de presunta explotación sexual infantil que involucraba a 25 niñas y jóvenes que pasaron por el Servicio Nacional de Menores (Sename), el Ministerio Público ha detectado a otras 25 víctimas más, llegando a un total de 50 menores afectadas por este delito.

“Comenzamos con una denuncia en la que se hacía alusión a 25 niñas. En la actualidad contamos con 40 niñas en la Región Metropolitana, 34 menores de edad y seis adultas que eran menores al momento en que se produjeron los hechos denunciados. Y en Atacama y el Maule tenemos pesquisadas alrededor de 10 niñas víctimas más”, dijo la persecutora Paola Zárate.

Según informa La Tercera, Zárate explicó que desde febrero se han presentado 14 denuncias por estos hechos en la Región Metropolitana. “Se trata de lugares de una determinada comuna o domicilios donde se producen estos encuentros de explotación sexual infantil”, indicó. En total, se han identificado siete comunas del Gran Santiago en las que ocurrirían estos hechos.

Hoy, la Fiscalía estaría a punto de formalizar a dos personas en su calidad de clientes de las menores explotadas sexualmente. La fiscal precisó que “no se ha advertido la existencia de ningún imputado que forme parte de la red Sename o como funcionario colaborador”, puntualizó.

Consultada por la situación de las menores que han sido identificadas como víctimas, Zárate explicó que “la mayoría está con órdenes de búsqueda de los tribunales de familia, ya que cuando ellas han hecho abandono de estos centros se produce la denuncia a Carabineros”.