A raíz de los incidentes ocurridos en el Juzgado de Garantía de Collipulli la semana pasada, cuando se anunció el cierre de la investigación por el presunto secuestro del lonko Víctor Queipul de la Comunidad Autónoma Temucuicui, la bancada de diputados de Renovación Nacional -Diego Paulsen, Germán Becker, Jorge Rathgeb y René Manuel García- presentaron este lunes un oficio dirigido al Ministerio de Interior que solicita un estudio -a través del Ministerio de Justicia- de las denuncias que ha realizado la Fiscalía en contra de Amnistía Internacional por incitación a la violencia y campaña de desinformación.

Profundizando respecto al emplazamiento de los parlamentarios, el cual busca entregar un mensaje político al organismo a través del Ejecutivo, el diputado Diego Paulsen afirmó a El Desconcierto que “hoy día tenemos a una Amnistía Internacional que cada vez que la vemos actuar es señalando que Carabineros son unos represores, que la Justicia son unos represores y jamás hemos visto a una Amnistía Internacional dando la cara frente a las victimas de los hechos de violencia que cometen estos grupos terroristas en la región. A mí me gustaría algún grado de objetividad para un organismo internacional que tiene tal grado de prestigio, pero lamentablemente en vez de ser parte de la solución, terminan avalando la violencia.

En esa misma línea, el parlamentario RN aseguró que “cada vez que actúa Amnistía Internacional, actúa sentando un precedente de hecho como si la denuncia fuera correcta”. Cuestionado sobre ese ítem, Paulsen aseveró que no hay hechos concretos para denunciar al organismo, pero si “innumerables ocasiones” en las que no ha sido objetivo o “ha actuado omitiendo su pronunciamiento como en el caso de la muerte del matrimonio Luchsinger-Mackay”.

“Cuando pierden la objetividad estos organismos internacionales, ya es la hora de pararles el carro y que de una vez alguien los enfrente, porque si no a diestra y siniestra son capaces de sentar precedentes muy malos en nuestro país” cerró el parlamentario del Distrito N°49.

Al respecto, la directora ejecutiva de Amnistía Internacional en Chile, Ana Piquer, aseguró a este medio estar sorprendida ante este oficio y desconoce, por el momento, las razones detrás de el. “Yo creo que los diputados que hacen esto no conocen el trabajo que hace Amnistía, nosotros nos basamos en investigación que hacemos nosotros mismos de testimonios en la zona, documentación, lo que sea necesario en el caso que estemos levantando, y nos basamos en el Derecho Internacional de los Derechos Humanos“, afirmó Piquer. Además, frente a la denuncia de incitación a la violencia que realizaron primero la Fiscalía y luego la bancada RN en la región, la directora aseguró que “como Amnistía no utilizamos, no promovemos, ni validamos el uso de la violencia como método de acción. No lo hemos hecho nunca, en este escenario tampoco.”

Por último, en respuesta a los dichos de Paulsen, quien afirma que con esta denuncia están pidiendo que Amnistía Internacional “sea un organismo objetivo y no político para la defensa de consignas violentas en la región“, Piquer aseveró que “en el caso particular del lonko Queipul no hemos asignado culpabilidad a nadie por los hechos que ocurrieron. Lo único que hemos estado diciendo es que es algo grave que se tiene que investigar, y que nos parecía prematuro el cierre de la investigación en esta etapa considerando que aún quedan diligencias investigativas importantes, y que son necesarias para esclarecer lo que pasó”.