“Buenas tardes. Les confirmo que en el concierto de Paul Gillman estaremos la mayor cantidad de venezolanos protestando por este comunista de Paul. Enchufado de una dictadura que le ha devastado un país entero”, era el tenor de los mensajes que le llegaban al metalero venezolano chavista Paul Gillman, una vez que en Colombia se dio a conocer su participación en el Festival al Parque de Bogotá.

El evento, catalogado como el tercer festival de rock más grande del mundo, se realizará los días 1, 2 y 3 de julio, y tenía en su “line up” inicial a Gillman. Algo que provocó de inmediato reacciones en redes sociales.

Uno de los que tuvo términos más duros para referirse al artista fue Julio Correal, empresario de espectáculos y uno de los fundadores del evento. “Yo soy cero tolerancia con Maduro y no voy a permitir que Rock al Parque se enfrente a un payaso rockero“, dijo Correal a RCN Radio.

“Esto es consecuencia de un error en una decisión que tomó un artista y que no debió haber hecho. Porque un artista no debe participar de esa manera tan activa y militantes con las dictaduras”, agregó.

Finalmente, se optó por bajar la participación de Gillman en el festival.

Ante esto, el artista no solo sacó una declaración pública respecto a los hechos, sino que también se hizo presente este domingo en la transmisión de “Los domingos con Maduro” para dar a conocer su versión.

El presidente venezolano lo recibió diciendo “¡Démosle un aplauso a esta leyenda del rock latinoamericano. Paul Gillman que recientemente fue agredido por el fascismo de la oligarquía colombiana!”.

Ahí, el artista dijo que el sueño más grande para cualquier rockero latinoamericano era tocar en el Festival Rock al Parque. Denunció que recibió amenazas vía redes sociales que decían: “Si usted se pronuncia en contra del presidente Maduro, usted se monta en la tarima”.

“¿Sabe lo que respondí, presidente? Es duro decirlo, pero dije: ‘Yo prefiero renunciar a mis sueños antes que renunciar a la Revolución y al presidente Maduro“, aseguró Gillman ante el mandatario, y luego agregó: “Mi dignidad fue más grande que venderme a un festival”.

Maduro anunció entonces un “festival rockero contra el fascismo” en apoyo a Gillman. El artista dijo que ya existía el GillmanFest que inauguró Hugo Chávez.