El general (R) Flavio Echeverría, ex jefe de finanzas de Carabineros y uno de los principales líderes del cartel que operaba al interior de la institución, estuvo nueve horas declarando ante la fiscal Macarena Cañas en el marco de la indagación de posible malversación de causales públicos por uso irregular de los gastos reservados.

Echeverría, removido de su cargo en marzo pasado y hoy en prisión preventiva por su rol en el millonario desfalco que alcanza los $20 mil millones, le reconoció a la fiscal Cañas que apenas el 40% de los gastos reservados de Carabineros se destinaban para lo que establecía la ley, según publica hoy El Mercurio.

El resto se utilizó para viajes, comprar regales y pago de sobresueldos, entre otras cosas. Echeverría declaró que él recibió una lista de su antecesor en la dirección de finanzas, Iván Whipple, que contenía 42 nombres de personas que habrían recibido pagos con dineros de los gastos reservados. Entre ellos se encuentra Javiera Blanco, ex ministra y actual consejera del Consejo de Defensa del Estado, quien entre 2006 y 2010 se desempeñó como subsecretaria de Carabineros.

Además, sindicó a los ex generales directores de Carabineros de recibir dichos pagos, incluido Bruno Villalobos.

El ex director de Finanzas habría reconocido que mantenía los fondos reservados guardados en dos cajas fuertes y que el día de su salida de la institución le entregó un bolso al general director Bruno Villalobos que contenía más de 100 millones de pesos.