El vocero del Consejo Nacional de Defensa del Patrimonio Pesquero (Condepp), Hernán Machuca, criticó el “doble estándar” que mantiene la Asociación de Industriales Pesqueros (Asipes), recordando que al menos tres empresas socias del gremio mantienen juicios pendientes por no acreditar origen de harina de pescado y criticaron la falta de conocimiento legal del Servicio Nacional de Pesca (Sernapesca), que perdió al menos cuatro juicios por invocar un artículo “equivocado” en su denuncia.

“En Asipes no tienen memoria”, de esta forma el dirigente Hernán Machuca graficó el actuar del gremio, encabezado hoy por Macarena Cepeda, tras la renuncia de Luis Felipe Moncada debido a la investigación judicial que se lleva a cabo por posible cohecho y corrupción en la tramitación de la Ley de Pesca.

“Este gremio ha generado una campaña para culpar a la pesca artesanal de la depredación de los recursos marinos. Pero se olvidan que hay nueve juicios por no acreditar origen de 4 millones de kilos de harina de pescado”. Esto implica que necesitaron cerca de 20 millones de kilos de peces para poder elaborarla. “De dónde salieron esos peces, es lo que no han querido responder ni ellos ni las empresas implicadas”.

Según consta en el poder judicial, en la Región del Bio Bio existen nueve juicios abiertos por no acreditar origen de harina de pescado, contra las empresas Foodcorp Chile S.A, 893,76 ton. (Rol C-42-2016); Orizon S.A por 2.350 ton. (Rol C-1-2016); Industrial Isla Quihua S.A, 47.87 Ton. (Rol C-39-2016); Blumar S.A, 43.87 ton. (Rol C-40-2016); Camanchaca Pesca Sur S.A, 296,65 ton. (Rol C-41-2016); Pesquera Fiordo Austral, 537.48 ton. (Rol C-43-2016) y 298.69 ton. (Rol C-44-2016); Marfood S.A, 274.74 ton. (Rol C-45-2016); y Landes, 27.5 ton. (Rol 139-2016).

Juicios perdidos por Sernapesca

En tanto, para Machuca llaman la atención cuatro juicios absueltos, contra Salmones de Chile S.A, empresa integrante del grupo Bahía Coronel, por el mismo delito. “Pareciera que Sernapesca no quiere llegar a los culpables o no se entienden como invocan un artículo que en dos tiempos es invalidado por la Corte Suprema y absuelven a Salmones de Chile”.

Según establecen las sentencias del máximo tribunal, al momento de la acusación la empresa no mantenía en su poder la harina de pescado y esta se encontraba en manos de las comercializadoras Blisa S.A, Tralca S.A y Mar Fusión, las que no fueron denunciadas por Sernapesca. Este punto según fundamentó la Corte Suprema, está basado en el art. 63 de la Ley de Pesca que utilizó Sernapesca en las imputaciones. Este solo se aplica a los agentes extractores, comercializadores y elaboradores no pudiendo extenderse el cumplimiento de dicha obligación a aquellos sujetos que no mantienen en su poder los recursos. En este caso, “quedó sin culpables un delito ni se acreditó el origen de más de 5 millones 603 mil de kilos de harina de pescado”, puntualizó Machuca